¿Porqué es relevante la defensa penal?

Cuando una persona está siendo investigada por la posible comisión de un delito, tiene la calidad de “imputado” según la ley. Al tener esta calidad, goza de ciertos derechos y garantías que deben ser ejercidos. El más relevante es el el derecho a la defensa, que en las etapas iniciales implica conocer porqué está siendo investigado y todos los antecedentes que la Fiscalía en ejercicio de su labor persecutora recopile (carpeta investigativa). Además el imputado tiene derecho a contar con una defensa letrada para controvertir los hechos que se le imputan y definir una estrategia de trabajo desde el inicio, desde la etapa de investigación. Por esto, es relevante, que apenas usted sea notificado de que está siendo investigado por una posible comisión de delito, recurra a un abogado para que sea correctamente defendido.

Se me acusa de un delito ¿En que me puede ayudar la defensa penal?

A que usted pueda dar a conocer su versión de los hechos, pueda recopilar la prueba necesaria para probar esto, pueda controvertir lo que se le imputa y a que ejerza correctamente los derechos que la ley le otorga.

¿Quién y dónde puede asesorarme en estas materias?

Debido a que el imputado tiene derecho a ser defendido, la ley le otorga la posibilidad de que sea defendido gratuitamente por un defensor penal público si es que no cuenta con los recursos suficientes. Éste no puede ser elegido por el imputado y no tiene dedicación exclusiva a su causa. Por esto, en caso de que desee una defensa exclusiva debe recurrir a un abogado particular especialista en el tema.