logo-mis-abogados

Introducción

Una de las situaciones más temidas por aquellas personas que se encuentran en morosidad respecto a alguna clase de deuda, de manera casi análoga a ser demandado y posteriormente embargado, es entrar en el registro de DICOM, esto por todas las consecuencias negativas que tiene en la vida financiera y laboral, así como también por que lograr salir del mismo registro no es precisamente tarea fácil, es por esto que en los próximos párrafos se expondrá a detalle todo lo relevante que debemos saber sobre DICOM.

1. ¿Qué es DICOM?

DICOM es un registro de acceso público que contiene información financiera y comercial actualizada acerca de personas naturales y empresas, que es alimentado por distintas bases de datos individuales como la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, el Boletín de Informaciones Comerciales, la dirección del trabajo, Boletín Concursal, entre otros.

1.1. ¿Existe otro boletín comercial en Chile?

En nuestro país existe un boletín comercial “oficial” que es aquel que entrega la Cámara de Comercio de Santiago (o de las distintas capitales regionales), y existen otros registros como DICOM, SINACOFI y SIISA, que si bien no son registros que lleve un órgano dependiente del estado, son los más usado por Bancos e instituciones financieras para calificar el riesgo de crédito de las personas.

2. Deudas que ingresan a DICOM

Es importante señalar que si bien DICOM es el registro de deudas más completo que existe hoy en día, hay ciertas deudas que no entran en el mismo por diversas razones, las cuales analizaremos más adelante.

2.1. ¿Qué tipo de deudas ingresan a DICOM?

Esta respuesta que podría ser muy extensa será resuelta de una forma más sencilla y en conformidad a lo prescrito por la Ley 20.575, también llamada Ley de DICOM, en la cual se señala que deudas no ingresan a DICOM:

  1. Deudas con personas naturales: las deudas que podamos adquirir con otras personas, como por ejemplo las por no pago de rentas de un arrendamiento, o prestamos entre personas.

  2. Las cuentas por servicios básicos, como agua, luz o gas tampoco entran a DICOM.

  3. Las deudas de autopistas o TAG tampoco ingresan al registro.

Entonces teniendo esta información podremos decir que, entre otras tantas, y a modo de ejemplo entran a DICOM, la deuda del Crédito con Aval del Estado, las deudas de subsidios, los créditos hipotecarios, y en general cualquier crédito otorgado por un banco u otra institución financiera como por ejemplo una caja de compensación, deudas tributarias, deudas de tarjetas de crédito, etc.

2.2. ¿Importa el tamaño de la deuda para ingresar a DICOM?

El registro de DICOM no tiene un filtro en cuanto al monto de la deuda para que este pase a figurar en el sistema, ya que esto dependerá de la información que le proporcionen a Equifax sus bases de datos.

2.3. ¿Cualquiera puede subir una deuda a DICOM?

No cualquier puede ingresar una deuda al registro de DICOM, esto puesto que, para alimentar el registro, las empresas o instituciones financieras que envían la información deben estar facultadas especialmente al efecto, autorización que por lo general se encuentra en el contrato que suscribe el deudor con la empresa, normalmente en una cláusula en que el deudor otorga facultad al acreedor para la utilización de sus datos.

A pesar de lo señalado anteriormente se debe hacer una precisión en cuanto a que según el artículo 17 de la Ley N°19.628 sobre protección de la vida privada, no se podrá publicar o comunicar la información financiera de un deudor que haya caído en morosidad mientras este se encontraba cesante.

2.4. ¿Se requiere mi consentimiento para que ingresen mi deuda a DICOM?

En concordancia con lo que decíamos en el apartado anterior, el deudor no tiene que dar expresamente una autorización para que lo ingresen en el registro de DICOM, si no que basta con que autorice a su acreedor (sea quien sea este) para la utilización de sus datos, autorización que por lo general se encuentra en todos los contratos que celebramos con instituciones financieras, bancos, casas comerciales, entre otros, razón por la cual de manera prácticamente involuntaria autorizamos la publicación y venta de nuestros datos personales.

2.5. ¿Cuánto se demora una deuda en ingresar a DICOM?

Como ya sabemos el ingreso al registro de DICOM no es automático, por lo cual el cuánto se puede demorar una deuda en entrar al registro es un plazo que en gran medida depende de nuestro acreedor y del tipo de deuda que mantengamos, pero a grandes rasgos podemos hacer la siguiente clasificación de acuerdo a los plazos de entrada:

  1. Cheque, pagaré o letra de cambio: debido a que los bancos y las notarías avisan semanalmente de las deudas vencidas, es probable que, en un plazo de una a dos semanas contadas desde nuestro incumplimiento, ya figuremos en el registro.

  2. Deudas documentadas de otra forma: por lo general aparecemos en DICOM después de un plazo de 60 días contados desde que no hayamos pagado nuestra deuda.

3. Consecuencias de estar en DICOM

Como los bancos, instituciones financieras y casas comerciales utilizan el DICOM para informarse acerca del comportamiento financiero y crediticio de sus clientes, esto determinará en primer lugar un escollo infranqueable para obtener créditos de todo tipo, puesto que aquella persona que se encuentra en los registros de DICOM será considerada riesgosa para tenerla como deudora.

Por otra parte, también se debe considerar como consecuencia negativa de figurar en el registro de DICOM, que para muchos trabajos solicitan nuestro informe de DICOM, determinando a través de esto si obtenemos o no el empleo al que postulamos.

Y no menos importante es el estigma y estrés que genera sobre el endeudado, ya que sabiendo este de sus dificultades para encontrar empleo, y además su imposibilidad de obtener cualquier clase de crédito, se ve sumido en lo que parece una situación que no tiene salida.

4. ¿Pueden las entidades financieras conservar mi DICOM, aunque haya sido borrado del registro?

Para responder a esta pregunta es importante señalar previamente que, con anterioridad a la publicación de la Ley 19.628, no existía un control concreto de los datos que los bancos e instituciones financieras enviaban a DICOM, así como tampoco de la información que éste publicaba en su registro, situación que de acuerdo a lo prescrito por el artículo 18 inciso 2° de la Ley antes mencionada cambió drásticamente, puesto que actualmente no se pueden comunicar datos relativos a una obligación morosa después de haberse extinguido ésta en conformidad a la ley.

Ahora a pesar de lo que venimos diciendo la ley en ningún momento prohíbe que quien compra un informe financiero a DICOM pueda conservar información desactualizada en la que aún figuremos con deuda.

5. ¿Cómo salir de DICOM?

Para salir de DICOM, lo primero que tenemos que saber es que como el registro se alimenta de obligaciones vencidas no pagadas, también llamadas deudas, para eliminarlo debemos extinguir de algún modo estas obligaciones, a través de alguna de las formas que nuestro ordenamiento jurídico contempla al efecto.

Dicho esto, y sin pararnos a hablar específicamente de los modos de extinguir las obligaciones, veremos en concreto las formas más comunes y simples de salir del registro de DICOM.

5.1. Salir de DICOM renegociando la deuda.

Una de las formas de salir de DICOM es renegociar o repactar la deuda que mantenemos, para lo cual nos debemos acercar a las oficinas de la entidad de la cual seamos deudores señalando que queremos renegociar o repactar nuestras deudas, y en el caso de tener una respuesta positiva, nuestro acreedor nos propondrá un nuevo acuerdo de pagos, que en el fondo y jurídicamente es una nueva obligación que tomará el lugar de la anterior que es la que se encuentra morosa, razón por la cual nos harán firmar un nuevo acuerdo en el cual aceptamos las nuevas condiciones de pago.

Jurídicamente la figura que hemos tratado en el párrafo antecedente, se denomina novación y está contemplada como uno de los modos de extinguir las obligaciones de acuerdo al artículo 1567 del Código Civil, por lo cual este procedimiento se encuentra completamente ajustado a la ley.

Ahora se debe hacer presente, que repactar o renegociar una deuda no es el mejor método para salir de DICOM, por cuanto en la mayoría de los casos nuestro acreedor nos propondrá condiciones que a la larga suponen que tendremos que pagar mucho más de lo que era la obligación original, determinando que en definitiva esta repactación solo sirva para posponer nuestra ejecución y para salir momentáneamente del registro.

5.2. Salir de DICOM prescribiendo la deuda

La prescripción es otro modo de extinguir las obligaciones, que solo necesita el transcurso de un determinado plazo y una declaración judicial, y al cual todas las clases de deudas son susceptibles.

El procedimiento para solicitar la prescripción se lleva ante un tribunal civil, ya sea por vía de acción o de excepción, esta solicitud se debe hacer por escrito, y se deben acreditar todos los requisitos de la prescripción, acto seguido el tribunal conocerá de nuestra solicitud, le dará un plazo a nuestra contraparte para que señale lo que parezca necesario, y posteriormente con estos antecedentes el juez declarará prescrita la acción sobre la cual pedimos la prescripción.

Como dijimos al principio de este apartado el requisito principal de la prescripción es el paso del tiempo, plazos que varían según el tipo de deuda, de la siguiente manera:

  1. Deudas que emanan de pagarés, letras de cambio o cheques: un año contado desde su exigibilidad y/o protesto.

  2. Deudas que emanan de otros títulos ejecutivos como escrituras públicas, sentencias, etc: 3 años contados desde que se han hecho exigibles.

  3. Otras deudas respecto a las cuales no existen plazos especiales: 5 años contados desde que la misma se hizo exigible.

5.3. Salir de DICOM pagando la deuda

Esta es la manera más fácil para salir de DICOM, y consiste en simplemente concurrir a las oficinas de nuestro acreedor a pagar, lo que podremos hacer aun cuando nuestra deuda ya este judicializada.

6. Si se extingue la deuda de cualquier manera ¿Salgo automáticamente de DICOM?

Una vez que la deuda ya se ha extinguido en alguno de los modos que existen, quien nos envió a DICOM tiene un plazo de 7 días para eliminarnos del boletín, ahora, si esto no ocurre podemos concurrir a alguna oficina de Chileatiende, y solicitar un certificado de deuda sin costo alguno, certificado con el cual nos podremos dirigir a las oficinas de Equifax para que borren nuestro registro.

6.1. ¿Qué documento demuestra que ya no tengo deudas?

El documento adecuado al efecto, y que además es gratuito, es el certificado de deudas que nos pueden entregar en Chile Atiende, en el cual consta nuestra información comercial y específicamente si contamos con alguna deuda vencida actualmente.

7. ¿De qué manera puedo saber si estoy en DICOM?

Para averiguar si estamos en el registro de DICOM, existen dos opciones completamente gratuitas, pero que tienen ciertas diferencias, estas opciones consisten en obtener el informe directamente desde Equifax, pero en una variante de pago y otra gratuita, y por último a través del sitio web destacame.cl

7.1. Obtener mi DICOM pagando

La variante de pago del informe, que al igual que la gratuita, es entregada por Equifax. En ella basta con que nos acerquemos a una oficina de Equifax, o bien vía web ingresando a este sitio y solicitemos el informe denominado platinum 360°, el cual es el informe más completo del mercado, ya que entrega las siguientes informaciones acerca del solicitante:

  • Detalle completo de la información comercial con deudas morosas y protestadas, tales como el Boletín Electrónico Dicom, morosidades de grandes tiendas y Boletín Comercial.

  • Acreditaciones como bienes raíces, vehículos registrados, bancos relacionados con cuenta corriente, publicaciones societarias y antecedentes laborales.

  • Puntaje con el indicador de riesgo de la persona.

  • Antecedentes personales para validación como fecha de nacimiento, fecha de defunción (si corresponde), dirección, estado civil e información del cónyuge.

Finalmente queda indicar que el valor a pagar para obtener este informe es de $14.990.

7.2. Obtener mi DICOM gratis (Ley 20.575)

La promulgación y publicación de la Ley 20.575, conocida como la Ley de DICOM, supuso muchos cambios en todo lo relacionado al registro, pero uno de los más significativos para las personas deudoras ha sido el derecho que les ha otorgado para solicitar gratuitamente cada 4 meses la información que DICOM tiene sobre ellos, la cual se puede obtener gratuitamente en las oficinas de Equifax o a través de su sitio web y seleccionar la opción obtener informe Ley 20.575. Se debe hacer presente que este informe en comparación con el denominado platinum 360° solo otorga información básica sobre las deudas de una persona.

Por último, se debe señalar que existe una opción gratuita más completa que el informe que nos ofrece Equifax, esta es obtener el informe a través de la página web www.destacame.cl, en la cual, previo registro, podremos obtener de manera gratuita nuestra información comercial de manera detallada.