A un paso de comenzar

Todo sobre la Paternidad
Impugnación de paternidad top CTA.jpg

La paternidad como tal es un tema complejo, aborda desde dudas respecto de la paternidad sobre tu hijo, demandas de paternidad, impugnación de esta misma, hasta temas relativos a la adopción y entender cómo funciona la paternidad en aquellos casos. 


Esta guía aborda las dudas comunes sobre este tema y entrega orientación sobre como abordar cada caso. 

Llena el formulario para descargar la guía en formato PDF

1. Filiación

Te explicamos de qué trata la filiación, esto es, la relación de descendencia que existe entre dos personas, una de las cuales es el padre o madre de la otra.

Tipos de filiación
Existen tres tipos de filiación en nuestra ley:

1. Filiación por naturaleza.

2. Filiación por técnicas de reproducción humana asistida.

3. Filiación por adopción.

Formas de determinar la filiación
Según la ley chilena, la filiación respecto de una persona, puede determinarse a través de 3 formas diferentes, según sea el caso:

1. La ley, que determina la filiación en base a ciertos presupuestos. Por ejemplo, según la ley, se presume la paternidad de los hijos nacidos dentro del matrimonio.

2. El reconocimiento voluntario que hace el padre, la madre o ambos sobre el hijo.

3. La sentencia judicial, esto es, cuando un tribunal declara la paternidad o maternidad anteriormente no conocida o modifica una ya determinada.

Tribunal de familia
Los Juzgados de Familia son competentes para determinar una filiación. En estos tribunales es posible ejercer las siguientes acciones:

1. Acción de reclamación de filiación: para conseguir una investigación de la paternidad o maternidad. Por ejemplo, esto ocurre en aquellos casos en que el hijo no ha sido reconocido por el padre y ya sea la madre en representación del hijo o el mismo hijo cuando es mayor de edad, demanda al supuesto padre “reclamándole” su filiación.

2. Acción de impugnación de filiación: busca desconocer una filiación previamente determinada. Esto ocurre por ejemplo cuando se ha dicho que Juan es hijo de Pedro y en realidad no lo es, por lo que se “Impugna” esta filiación, para que se declare que Juan no es hijo de Pedro.

3. Acción de simple desconocimiento de la paternidad matrimonial del hijo que nace antes de los 180 días desde el matrimonio. Esta acción procede en los casos en que estando dos personas casadas, nace un hijo antes de 180 días desde que se casaron, y por lo tanto, se podría presumir que tal hijo no es del marido.

4. Acción de nulidad de reconocimiento de un hijo. Cuando se declara nulo el reconocimiento de un hijo por parte de una persona, el hijo se quedará con el reconocimiento anterior que tenía.

Juicio de filiación
Los juicios de filiación de desarrollan en dos audiencias en los Tribunales de Familia. Si en la primera audiencia se reconoce la paternidad, el juicio queda concluido. Si la parte demandada no comparece, niega o manifiesta dudas acerca de su paternidad, el juez ordenará de inmediato la prueba de ADN, en el Servicio Médico Legal o en una institución privada. La ventaja de hacerse la prueba de ADN en una institución privada está en la velocidad de los resultados, ya que generalmente en 10 días estarán listos, en cambio, en el Servicio Médico Legal los resultados de la prueba biológica de ADN pueden demorar 3 o 4 meses aproximadamente.

Medios de prueba para investigar la paternidad o maternidad y determinar la filiación
Si bien la ley posibilita que se investigue la paternidad y maternidad mediante toda clase de pruebas, en la actualidad el método más seguro y más utilizado es el examen de ADN, que permite determinar o excluir ya sea la paternidad o la maternidad con una certeza de un 99,9%.

Negativa a practicarse el examen de ADN para determinar la filiación
Si una de las partes se niega injustificadamente a practicarse el examen de ADN para determinar o excluir la paternidad o maternidad y por lo tanto, no colabora para determinar la filiación respecto de otra persona, se presumirá o excluirá la paternidad o maternidad, según corresponda.

Se entiende que hay negativa injustificada si, citada la parte dos veces no concurre a la realización del examen.

2. ¿En qué consiste un juicio de filiación?

Te explicamos en qué consisten los juicios de filiación, y cuáles son los pasos a seguir en caso de que te veas involucrado en ellos.

¿Qué es la filiación?
La filiación consiste en la relación de descendencia que existe entre dos personas, una de las cuales es el padre o madre de la otra.

Hay distintos tipos de filiación:

Filiación por naturaleza
Filiación por técnicas de reproducción asistida
Filiación por adopción


¿Cómo se puede determinar la filiación?
La determinación de la filiación es precisamente la materia de un juicio de este tipo. Para ellos, cabe recalcar que hay 3 fuentes de filiación:

La ley, que determina la filiación en base a ciertos presupuestos, por ejemplo, la presunción de paternidad de los hijos nacidos dentro del matrimonio.
El reconocimiento voluntario que hace el padre, la madre o ambos sobre el hijo.
La sentencia judicial, esto es, cuando un tribunal declara la paternidad o maternidad anteriormente no conocida o modifica una ya determinada.


¿A dónde acudo para determinar la filiación?
Son los tribunales de familia los que resuelven los juicios de filiación, en dos audiencias.

Si en la primera se reconoce la paternidad, el juicio queda terminado.
Si la parte demandada no comparece, niega o manifiesta dudas acerca de su paternidad, el juez ordenará de inmediato la prueba de ADN.
También podría interesarte: ¿Cómo funciona el test de ADN y la prueba de paternidad?

¿Quién es competente para reclamar filiación?
Son competentes para conocer de un juicio de filiación los juzgados de familia. En estos tribunales es posible ejercer las siguientes acciones de filiación:

- Acción de reclamación de filiación, que busca posibilitar la investigación de la paternidad o maternidad.
- Acción de impugnación de filiación, que busca desconocer una filiación previamente determinada.
- Acción de simple desconocimiento de la paternidad matrimonial del hijo que nace antes de los 180 días desde la celebración del matrimonio.
- Acción de nulidad de reconocimiento de un hijo.


¿Cuáles son los medios para determinar la filiación?
El principal medio utilizado es la prueba de ADN, la cual puede decretar el juez de oficio. Si el demandado se niega a realizarla esto constituye una presunción grave de paternidad.

¿Cuáles son los efectos de la filiación?
Entre los efectos están el surgimiento de una serie de derechos y deberes tanto para el padre como el hijo, y la patria potestad, la que supone para el o los padres que la tengan las siguientes facultades:

El derecho de usar los bienes del hijo y de percibir sus frutos
La administración de los bienes del hijo
La representación del hijo

3. Juicio de filiación y demanda de paternidad

Alrededor de 10 mil demandas de paternidad se interponen en Chile cada año.

Con ellas no sólo se busca evitar que en un hijo crezca sin su padre, también se determina la filiación (comprobarse la paternidad en juicio) y se adquiere un conjunto de derechos:

En este artículo te explicamos qué debes hacer para demandar ya sea para reconocimiento de una filiación o una impugnación.

En el caso que sea una reclamación de paternidad:

  1. En primer lugar, si sabes quien es tu padre, es posible que te reconozca de manera voluntaria y ahí no es necesario un juicio o demanda de paternidad.
  2. Si no es voluntario, debes interponer una demanda de reconocimientocon la finalidad de determinar al supuesto padre, esto se hace ante un juzgado de familia.
  3. Se citará a una audiencia para ratificar la demanda y solicitar la prueba de ADN, citando a ambas partes al SML.
  4. Si no acude al segundo llamado, se presume que el demandado es el padre, y además, perderá todos los derechos hereditarios sobre el hijo pero manteniendo sus deberes como padre.
  5. Realizada la audiencia preparatoria, el juez en su resolución va citar a la audiencia de juicio en la se dará a conocer el resultado del examen (La realidad en verdad es que se conoce antes de dicha audiencia el resultado de la prueba de ADN, por medio de la información que le llega al abogado que lo asesore) y el juez dictará sentencia.

Respecto a la impugnación:

  1. Solo podrás demandar de impugnación si el hijo ya tiene una filiación determinada, es decir, hay alguien más que figura como el padre.
  2. Se debe interponer una demanda en el tribunal de familia, luego una vez que se decrete la impugnación se debe solicitar la reclamación de filiación.
  3. Procederá la misma audiencia, en la cual al igual que la anterior se solicitara que se realice una prueba de ADN.
  4. En este caso se entiende que no corre la presunción, ya que es el padre quien solicita la impugnación de filiación. Sin embargo, si es el hijo quien solicita si correrá la presunción.
     

4. ¿Qué hacer en caso de duda de paternidad?

En Chile, más de la mitad de los niños que nacen son producto de filiación no matrimonial, es decir, nacen fuera del matrimonio. Si bien la calidad de hijo es la misma para todos, la diferencia está en que aquellos que nacen dentro del matrimonio se presumen como hijos de los padres, mientras que aquellos que nacen fuera deben ser expresamente reconocidos.
En este artículo te explicamos qué debes hacer en caso de que tengas dudas y necesites una prueba de paternidad de un hijo que tienes que reconocer.

¿Qué es la filiación?
La filiación corresponde a la relación de descendencia que existe entre dos personas, una de las cuales es el padre o madre de la otra.

¿Cuáles son los principios máximos de la filiación?
Igualdad de todos los hijos, de modo que no sean discriminados cualquiera que sea la circunstancia de su nacimiento, es decir, nazcan dentro o fuera del matrimonio.
Supremacía del interés superior del niño, lo cual supone considerar al niño como sujeto de derecho, procurando su mayor realización espiritual y material posible, guiarlo en el ejercicio de sus derechos esenciales conforme su edad y desarrollo. El Estado y sus órganos debe garantizar estos derechos, adecuando la legislación chilena a la Convención de Derechos del Niño.
Toda persona tiene derecho a la identidad, a conocer su origen biológico, a pertenecer a una familia. De este principio surge la posibilidad de investigar la paternidad y maternidad.


¿Qué debo hacer si tengo dudas de paternidad?
Si has contraído matrimonio, el hijo se presume como tuyo, por ende si tienes dudas deberás recurrir ante los tribunales de familia, donde te corresponderá a ti probar que no es así.
Por otra parte, si es que no estás casado, tendrás dos formas de reconocer a tu hijo:
De forma voluntaria.
Acudir a tribunales de familia e iniciar un proceso de reconocimiento, donde mediante diversos medios de prueba, incluidos la prueba de ADN y una sentencia judicial, se declara la paternidad correspondiente.


¿Qué acciones de filiación puedo ejercer?
Hay distintos tipos de acción de filiación, estos son:

Acción de reclamación de filiación, que busca posibilitar la investigación de la paternidad o maternidad.
Acción de impugnación de filiación, que busca desconocer una filiación previamente determinada.
Acción de simple desconocimiento de la paternidad matrimonial del hijo que nace antes de los 180 días desde la celebración del matrimonio.
Acción de nulidad de reconocimiento de un hijo.

Dependiendo del caso en que estés es la acción que deberás ejercer.


Para esto último es importante que te asesores por un abogado, y te recomendamos visitar Misabogados.com, donde contarás con expertos dispuestos a ayudarte y aconsejarte sobre la prueba de paternidad

5. La diferencia entre reconocimiento e impugnación de paternidad

El reconocimiento y la impugnación de paternidad son temas frecuentes dentro del derecho de familia en Chile. Por lo mismo, es fundamental que sepas diferenciar el reconocimiento de la impugnación, puesto que son dos procesos distintos sobre cómo determinar la filiación legal de los hijos.

¿En qué consiste el reconocimiento de paternidad?
El reconocimiento de paternidad es la acción judicial mediante la cual pides que se reconozca la relación filial entre un padre y un hijo. Entonces mientras no medie el reconocimiento, el menor no podrá ejercer los derechos que derivan de la paternidad (pensión de alimentos, derechos de herencia, etc)

¿En qué consiste la impugnación de paternidad?
La impugnación de paternidad es la acción que tiene el supuesto padre o el hijo, para solicitar judicialmente que una relación filial ya existente, quede sin efecto.
En consecuencia el reconocimiento consiste justamente en reconocer, en buscar que nazca en la vida del derecho una relación filial, mientras que, la impugnación es al revés, pretende dejar sin efecto dicha relación filial ya existente.

Respecto al reconocimiento de paternidad ¿puede mi hijo interponer dicha acción?
Efectivamente. Tu hijo puede por sí, o representado (en caso de ser incapaz legalmente) interponer una demanda de reconocimiento de paternidad, cualquiera sea la edad que tenga.

¿Qué debo hacer si quiero accionar el reconocimiento de paternidad?
Para ejercer dicha acción, deberás iniciar un juicio en el tribunal competente, e interponer una demanda de reclamación de filiación. Si la persona a quien demandas reconoce su paternidad, el juez tiene la facultad de dictar sentencia de inmediato, ahora, si el supuesto padre rechaza tu demanda, el juez procederá a citar a ambas partes para que rindan las pruebas pertinentes. Entre ellas el juez ordenará que las partes se realicen un examen de ADN cuyo resultado determinará si se te va a conceder o no tu demanda de paternidad. En el caso de que el supuesto padre se negare a practicar dicho examen, se va a establecer una presunción grave de paternidad a tu favor (juez presumirá que el demandado es el padre del menor), que posteriormente va a calificar.

¿Qué debo hacer con la sentencia que declare la paternidad solicitada?
La sentencia declarativa del nacimiento del estado de paternidad deberás suscribirla al margen de la inscripción del nacimiento de tu hijo.

En el caso de la impugnación de paternidad, ¿quiénes, en qué casos y cuándo se puede impugnar la paternidad en la situación del hijo nacido dentro del matrimonio?
El padre; Los herederos del supuesto padre; terceros interesados (a quienes la paternidad le ocasionare un actual y real perjuicio); El supuesto hijo o su representante.

¿Quiénes, en qué casos y cuándo se puede impugnar la paternidad en la situación del hijo nacido fuera del matrimonio?
El hijo; el representante del hijo; los herederos del hijo; los terceros interesados, siempre que puedan demostrar el interés actual y real en ello.

¿En qué casos estoy impedido de impugnar la filiación?
No podrás impugnar la filiación en el caso que se haya determinado la filiación por sentencia firme. Sin embargo, aun existiendo la sentencia puede accionar quien se presenta como verdadero padre o madre del que pasa por hijo de otros, o como verdadero padre o madre que le desconoce.

6. ¿En qué consiste la impugnación de paternidad?

En este artículo le explicaremos en qué consiste la impugnación de paternidad y cómo debe llevarse a cabo ante los tribunales de familia chilenos.

Si lo que necesitas es un abogado que te represente en un juicio para impugnar paternidad, te recomendaremos al abogado que mejor se ajuste a tus necesidades.

¿En qué consiste la impugnación de paternidad?
La legislación chilena contempla dentro de las normas del Código Civil la impugnación de paternidad, como derecho que tienen ya sea el supuesto padre o el supuesto hijo para solicitar a los tribunales de familia chilenos que se deje sin efecto una filiación.

Es importante tener claro que respecto de la paternidad nuestra legislación contempla sólo dos acciones: la acción de reclamación de paternidad y la acción de impugnación de la paternidad.

La acción de reclamación de filiación es aquella que busca posibilitar la investigación de la paternidad o maternidad. Por ejemplo, esto ocurre en aquellos casos en que el hijo no ha sido reconocido por el padre y ya sea la madre en representación del hijo o el mismo hijo cuando es mayor de edad, que demanda al supuesto padre “reclamándole” su filiación.

Por su parte, la acción de impugnación de filiación busca desconocer una filiación previamente determinada. Esto ocurre por ejemplo cuando se ha dicho que Juan es hijo de Pedro y en realidad no lo es, por lo que se “Impugna” esta filiación, para que se declare que Juan no es hijo de Pedro

Personas que pueden ejercer la impugnación de la paternidad de un hijo nacido durante el matrimonio (hijo matrimonial)
La impugnación de la paternidad puede ser realizada por las siguientes personas:

1. Por el supuesto padre. La paternidad del hijo concebido o nacido durante el matrimonio puede ser impugnado por el hombre dentro del plazo de 180 días siguientes contados desde el día que tuvo conocimiento del parto, o dentro del plazo de un año, contado desde esa misma fecha si prueba que a la época del parto se encontraba separado de hecho de la mujer.

2. Por los herederos del marido o por Terceros. Si el marido muere sin conocer el parto, o antes de vencido el plazo de 180 días o de 1 año señalado en el caso anterior, la impugnación a la paternidad puede ser hecha por los herederos del marido, y en general, a toda persona a quien la pretendida paternidad implicase perjuicio.

3. Por el supuesto hijo o su representante. La paternidad del hijo concebido o nacido durante el matrimonio también puede ser impugnada por el representante legal del hijo incapaz, en interés de éste, durante el año siguiente al nacimiento. Asimismo, el hijo podrá interponer la acción de impugnación dentro de 1 año, contados desde que cumpla 18 años de edad.

Impugnación de paternidad de hijo nacido fuera del matrimonio (filiación no matrimonial)
La impugnación de la paternidad puede ser realizada por las siguientes personas y en los siguientes casos cuando se trata de un hijo nacido fuera del matrimonio:
1. Por el hijo: La paternidad determinada por reconocimiento puede ser impugnada por el propio hijo, dentro del plazo de 2 años contados desde que supo de este reconocimiento.

2. El representante del Hijo: Si el hijo fuera incapaz, la impugnación puede ser hecha por su representante legal en interés de éste.

3. Los herederos del hijo: Podrán impugnar la paternidad en los siguientes casos:

- Si el hijo muere desconociendo el reconocimiento de la paternidad; o

- Si el hijo muere antes de vencido el plazo para impugnar la paternidad.

- Los herederos podrán impugnar la paternidad en el mismo plazo que tenía el hijo o en el tiempo que falte para completarlo, contado desde la muerte del hijo.

4. Terceros interesados: También podrá impugnar paternidad determinada por reconocimiento toda persona que pruebe un interés actual en ello, en el plazo de un año desde que tuvo ese interés y pudo hacer valer su derecho.

Si bien la ley señala que no procedería la impugnación cuando exista una sentencia firme que determinare una filiación, puede hacerse una excepción: podrá accionar quien se presenta como verdadero padre o madre del que pasa por hijo de otros, o como verdadero hijo del padre o madre que le desconoce.

Medios que da la ley para impugnar la paternidad
Si bien la ley posibilita que se investigue la paternidad y maternidad y, por ende, se determine la filiación de una persona respecto de otra, mediante toda clase de pruebas, en la actualidad el método más seguro y más utilizado es el examen de ADN, el cual permite determinar o excluir ya sea la paternidad o la maternidad con una certeza de un 99,9%.

7. ¿Cómo funciona el test de ADN y la prueba de paternidad?

Aprende en qué consiste la prueba de ADN para determinar o excluir la paternidad o maternidad respecto de una persona.

¿En qué consiste la prueba de ADN para determinar o excluir la paternidad o maternidad respecto de una persona?

Nuestro Código Civil señala que en los juicios sobre determinación de la filiación, la maternidad y la paternidad podrán establecerse mediante toda clase de pruebas, sin embargo, no será suficiente la prueba testimonial para efectos de determinar la filiación.

La principal prueba para este fin es la prueba pericial de carácter biológico, más conocida como “prueba de ADN”. La prueba de ADN debe llevarse a cabo en el Servicio Médico Legal o en laboratorios idóneos para ello, designados por el juez.

Las partes de la causa siempre, y por una sola vez, tendrán derecho a solicitar un nuevo informe pericial biológico.

El juez podrá dar a estas pruebas periciales, por sí solas, valor suficiente para establecer o excluir la paternidad o la maternidad. Es decir, con esta sola prueba, sin necesidad de otras, podrá determinar o excluir la paternidad o maternidad respecto de una persona.

Si una de las partes se niega injustificadamente a someterse a al prueba de ADN, este sólo hecho bastará para presumir legalmente la paternidad o la maternidad, o la ausencia de ella, según corresponda. Se entenderá que hay negativa injustificada si, citada la parte dos veces, no concurre a la realización del examen.

El examen de ADN de filiación, analiza genéticamente las muestras de sangre de todas las personas involucradas: madre, hijo, presunto/s padre/s. El ADN contenido en la sangre tiene patrones genéticos individuales que se van transmitiendo de generación en generación, siguiendo un modelo compartido de herencia entre los padres y sus hijos.

Existen además laboratorios privados, que no sólo determinan el ADN a través de la sangre, sino también a través de la saliva e incluso hay otros que pueden hacer pruebas de ADN analizando uñas cortadas (de manos o pies), colillas de cigarro, pelos con raíz, cejas, cepillos de dientes, chicles, manchas de sangre, preservativos, pañuelos con mucosidades, dientes, cordones umbilicales, restos óseos, tejidos biológicos, etc.

8. Adopción en Chile: Primera Parte

Este artículo pretende dar información acerca de quiénes pueden iniciar un proceso de adopción en Chile y los requisitos que deben cumplirse para ello.

¿Qué es la adopción?

La adopción es el acto de recibir legalmente como propio a un hijo que biológicamente no lo es, para brindarle el afecto y los cuidados necesarios para satisfacer sus necesidades espirituales y materiales.

¿Quiénes pueden iniciar un proceso de adopción?

En Chile, pueden iniciar un proceso de adopción las siguientes personas, en el siguiente orden:

1. En primer lugar, pueden adoptar los matrimonios chilenos o extranjeros con residencia permanente en Chile.

2. En segundo lugar, a falta de los anteriores pueden adoptar los matrimonios chilenos o extranjeros no residentes en Chile.

3. En tercer lugar, a falta de matrimonios residentes en Chile o en el extranjero, pueden postular a un proceso de adopción aquellas personas solteras, divorciadas o viudas que reúnan condiciones similares.

Eso sí, hay que tener claro que el tribunal preferirá a quien sea pariente consanguíneo del menor de edad y en caso de no ser posible ello, a quien tenga su cuidado personal (véase más en cuidado personal). Así, los abuelos por ejemplo, tendrán la preferencia para adoptar a sus nietos, siempre que además cumplan con el requisito de ser evaluados como personas idóneas para adoptar.

Muerte, separación o divorcio en el trámite de adopción

Si durante el trámite de adopción fallece uno de los cónyuges, se entenderá que la adopción fue efectuada por ambos cónyuges si es que el cónyuge que falleció fue quien inició el trámite de adopción o manifestó su voluntad en adoptar cuando estuvo vivo.

Requisitos generales para la adopción

Para poder iniciar un trámite de adopción, existen los siguientes requisitos generales:

1. En el caso de los cónyuges, deben tener dos o más años de matrimonio civil, salvo que uno o ambos cónyuges sean infértiles, caso en el cual no se exige una duración mínima del matrimonio.

2. Los interesados deben ser mayores de 25 años de edad y menores de 60, a menos que uno de los adoptantes sea ascendiente consanguíneo del adoptado, caso en que no se exigen dichos límites de edad.

3. Tener una diferencia mínima de 20 años de edad con el adoptado, requisito al que se aplica la misma excepción anterior.

4. Haber sido evaluados como idóneos desde el punto de vista físico, mental, psicológico y moral, por el Servicio Nacional de Menores (Sename) o algún organismo acreditado ante él para desarrollar programas de adopción.

Niños que se pueden adoptar

Se pueden adoptar los niños y niñas menores de 18 años:

1. Cuyos padres no puedan hacerse cargo de su cuidado y expresen el deseo de entregarlo en adopción ante un juez competente.

2. Que sean descendiente consanguíneo de uno de los adoptantes. Por ejemplo, nietos.

3. Que hayan sido declarados susceptibles de ser adoptados por resolución de un juez debido a alguna de las siguientes causas:

a. Que los padres se encuentren inhabilitados física o moralmente para ejercer su cuidado. Por ejemplo, aquellos padres que tienen algún retraso mental o viven en situación de calle.

b. Que los padres no le proporcionen atención personal o económica durante 2 meses. Este plazo se reduce a 30 días, si el niño(a) es menor de 1 año. No es causa suficiente la falta de recursos económicos.

c. Que lo entreguen a una institución pública o privada de protección de niños o a un tercero, con ánimo manifiesto de liberarse de sus obligaciones legales. Esto ocurrirá cuando la mantención del niño a cargo de la institución no obedezca a una causa justificada o no lo visiten por lo menos una vez durante los plazos señalados anteriormente.

Cómo iniciar un proceso de adopción

Los interesados deben acercarse al Servicio Nacional de Menores o a alguno de los organismos acreditados ante éste, para formar parte de la nómina de personas interesadas en la adopción, la que distingue entre aquellos que residen en el país y los que no.

Este programa de adopción debe procurar al niño una familia responsable. Debe brindar apoyo y orientación a su familia de origen, recibir al niño y cuidarlo. También hará la evaluación técnica de los solicitantes y la preparación de éstos como familia adoptiva.

Susceptibilidad de adopción

Previo al trámite de la adopción que se señala a continuación, el niño(a) debe haber sido declarado(a) susceptible de ser adoptado(a), a través de un procedimiento judicial que constata la situación del niño(a) en relación a su familia de origen, y contempla la posibilidad de que ésta se oponga y haga valer sus derechos. Dicho procedimiento puede iniciarse de oficio por el juez, es decir, por iniciativa propia, a solicitud del Servicio Nacional de Menores o el organismo acreditado bajo cuyo cuidado permanece el niño(a), o bien por las personas naturales o jurídicas que lo tengan a su cargo.

Juicio de adopción

El trámite de adopción debe realizarse ante el Juzgado de Familia del domicilio del niño a solicitud de los interesados que cumplan los requisitos legales, presentando:

1. Copia íntegra de la inscripción de nacimiento de la persona que se pretende adoptar.

2. Copia autorizada de la resolución judicial que declara que el niño puede ser adoptado, es decir, susceptible de adopción.

3. Informe de evaluación de idoneidad física, mental, psicológica y moral del o los solicitantes, emitido por el Servicio Nacional de Menores (Sename) o alguna organización acreditada ante él como: Fundación San José para la Adopción, Fundación Chilena de la Adopción, Fundación Mi Casa y la Institución Colonia y Campamentos (más conocida como Quinta de Tilcoco).

Luego comienza un proceso donde el juez oye a los interesados en adoptar, al adoptado y al Sename si procede.

¿Debe el juez oir al niño(a)?

En todos los procedimientos de la adopción, tanto en los previos como en el de adopción propiamente tal, el juez debe tener en cuenta la opinión del niño(a), en función de su edad y madurez, y si es mayor de 12 (si es niña) o de 14 (si es niño), se requerirá su consentimiento.

¿Puedo conocer al niño(a) antes de comenzar los trámites de adopción?

No, es el juez quien decide entregar al menor de edad a una familia que ha sido propuesta por el Servicio Nacional de Menores o por algún organismo acreditado en función de las características y necesidades del niño(a).

¿Puedo solicitar adoptar un(a) niño(a) con determinadas características?

Al momento de iniciar el trámite, los futuros padres pueden manifestar sus preferencias respecto de sexo, edad, estado de salud, pertenencia o no a determinada etnia, origen de la concepción (violación, incesto, padres con enfermedad psiquiátrica o deficiencia mental, drogodependientes, etc.), antecedentes que serán considerados por el Sename o el organismo acreditado que propondrá alternativas de familia para un(a) niño(a) al tribunal competente, y en definitiva será resuelto por el juez de familia.

¿Puede la familia seleccionada conocer los antecedentes del niño?

Si, a la familia seleccionada se le darán a conocer todos los antecedentes del niño propuesto (antecedentes de sus padres biológicos; resultados de los exámenes médicos y evaluaciones realizadas), los que no siempre se encuentran disponibles. Mientras más restrictivas sean las preferencias de los postulantes, deberán esperar más tiempo para ser seleccionados como adoptantes.

¿Cuánto dura el trámite de adopción?

Según datos del Sename, desde el momento en que los solicitantes son evaluados como idóneos, ingresando al registro respectivo, el tiempo promedio de espera hasta ser considerados como alternativa de familia para un(a) niño(a), es de 12 a 18 meses aproximadamente.

Sin embargo, por lo indicado en la pregunta anterior, el plazo es relativo y dependerá de diversos factores, siendo determinante el que los postulantes respondan adecuadamente a las necesidades y características del niño(a).

Según antecedentes del Sename, sin perjuicio de lo anterior, una vez seleccionada una familia para un niño, normalmente se le confía su cuidado personal en un plazo que varía dependiendo de la disponibilidad del Tribunal para fijar la respectiva audiencia (aproximadamente 10 días), después de eso, debe tramitarse el procedimiento de adopción, en un plazo igualmente variable, dependiendo de la fijación de las audiencias que procedan y del cumplimiento de las gestiones que ordena la sentencia judicial que otorga la adopción, entre las cuales destaca la cancelación de la inscripción de nacimiento original del niño, y la nueva inscripción civil como hijo del o los adoptantes, momento desde el cual la adopción produce sus efectos.

¿Cuánto cuesta el trámite?

El trámite no tiene costo, salvo los honorarios que, según el Reglamento del Sename, los solicitantes deben cancelar para las evaluaciones psicológicas y sociales requeridas para certificar su idoneidad. En el caso de los organismos acreditados para desarrollar programas de adopción, cada uno regula el valor de las prestaciones que entrega, optándose generalmente por aranceles diferenciados.

Una vez que el juez me da en adopción a un niño, ¿puedo negarme?

No, la adopción es irrevocable.

Una vez adoptado un niño ¿me lo pueden quitar sus padres biológicos o familiares?

No, ya que pasa a ser su hijo con todos los derechos y deberes que esto conlleva.

¿Existe alguna diferencia legal entre los hijos biológicos y adoptados?

No, la legislación chilena garantiza la igualdad de los hijos.

9. Adopción en Chile: Segunda Parte

 En esta segunda parte sobre la adopción, expondremos más preguntas y respuestas sobre este tema..

Juicio de adopción

El trámite de adopción debe realizarse ante el Juzgado de Familia del domicilio del niño a solicitud de los interesados que cumplan los requisitos legales, presentando:

1. Copia íntegra de la inscripción de nacimiento de la persona que se pretende adoptar.

2. Copia autorizada de la resolución judicial que declara que el niño puede ser adoptado, es decir, susceptible de adopción.

3. Informe de evaluación de idoneidad física, mental, psicológica y moral del o los solicitantes, emitido por el Servicio Nacional de Menores (Sename) o alguna organización acreditada ante él como: Fundación San José para la Adopción, Fundación Chilena de la Adopción, Fundación Mi Casa y la Institución Colonia y Campamentos (más conocida como Quinta de Tilcoco).

Luego comienza un proceso donde el juez oye a los interesados en adoptar, al adoptado y al Sename si es que procede.

¿Puede la familia seleccionada conocer los antecedentes del niño?

Durante el trámite de adopción a la familia seleccionada se le darán a conocer todos los antecedentes del niño propuesto (antecedentes de sus padres biológicos; resultados de los exámenes médicos y evaluaciones realizadas), los que no siempre se encuentran disponibles. Mientras más restrictivas sean las preferencias de los postulantes, deberán esperar más tiempo para ser seleccionados como adoptantes.

Valor del trámite de adopción

El trámite no tiene costo, salvo los honorarios que, según el Reglamento del Sename, los solicitantes deben cancelar para las evaluaciones psicológicas y sociales requeridas para certificar su idoneidad.

En el caso de los organismos acreditados para desarrollar programas de adopción, cada uno regula el valor de las prestaciones que entrega, optándose generalmente por aranceles diferenciados.

Irrevocabilidad de la adopción

Una vez que un menor es dado en adopción, ésta es irrevocable, es decir, el adoptante no puede negarse a ella. Como tampoco los padres biológicos o familiares le pueden quitar el menor adoptado al adoptante, puesto que el adoptado pasa a ser hijo del adoptante con todos los derechos y deberes que ello conlleva, tal como si fuera un hijo biológico.

¿En qué consistiría la nueva ley de adopción de menores?

A inicios de octubre de 2013, se despachó a la Cámara de Diputados el proyecto de Ley que pretende modificar el actual régimen de adopción de menores. 

10. ¿En qué consistiría la nueva ley de adopción de menores?

A inicios del mes de octubre del año 2013, fue despachado por el Poder Ejecutivo a la Cámara de Diputados el proyecto de Ley que pretende modificar el actual régimen de adopción de menores, actualmente regido por la Ley N° 19.620. El objetivo de este proyecto es fundamentalmente acelerar los trámites para que las familias puedan adoptar.

¿Qué cambios propone la nueva ley de adopción de menores?

Los principales cambios que se proponen mediante esta nueva ley de adopción de menor son los siguientes:

1. En la ley vigente, dos son las etapas para adoptar: la primera de ellas se denomina “declaración de susceptibilidad de adopción” (el juez determina si un niño o niña está en condiciones de ser o no adoptado) y que en el proyecto se llamará “declaración de adoptabilidad” y la segunda etapa es la adopción misma, donde se determina si los padres cumplen con los requisitos para adoptar.

El proyecto propone ampliar los causales, es decir, aclarar y determinar de mejor manera las causales por las cuales puede ser adoptado un niño o niño, siempre teniendo en cuenta la Convención de los Derechos del Niño.

2. Se propone aumentar las posibilidades de adopción por parte de matrimonios que residan en el extranjero, como también personas solteras, viudas y divorciadas. El proyecto de ley busca que aquellos matrimonios de chilenos residentes en el extranjero, tengan la misma preferencia para adoptar que aquellos matrimonios de chilenos o extranjeros con residencia permanente en Chile.

Junto a lo anterior, se le da la posibilidad de adoptar a las personas solteras, viudas y divorciadas que residan en Chile, a diferencia de la actual ley, donde estas personas tiene casi no tienen posibilidades de adoptar, ya que su preferencia está incluso por debajo de los matrimonios extranjeros no residentes en Chile.

3. Se propone adoptar mayores de edad, hasta los 24 años. La actual ley permite adoptar sólo menores de 18 años. El proyecto da la posibilidad de adoptar personas de 24 años, siempre y cuando se cuente con el consentimiento de ellas y que a la fecha de la presentación de la solicitud hubieren permanecido al cuidado de quienes desean adoptarlos, en forma continua, durante un plazo mínimo de 5 años.

4. Se propone la incorporación de dos figuras nuevas:

a. Adopción por Integración: figura que se da por ejemplo cuando quien asume el rol del padre del menor es el marido de la madre biológica.

b. Protección Intrafamiliar: ocurre muchas veces que el cuidado de los menores no lo tienen los padres biológicos, sino algún pariente, como los abuelos. Con esta figura, se busca proteger estos lazos de forma legal, con los debidos resguardos, para que así el niño o niña crezca en un entorno familiar que los identifique.

11. ¿Adopción de mayores de edad?

Cuando hablamos de adopción sin duda pensamos en menores, pero este no siempre es el caso, varias veces ocurre que quien nos ha criado no es nuestro padre biológico, o formamos un lazo con otra persona que es más fuerte que el sanguíneo, por lo que surge la duda si se puede adoptar a mayores de edad.
Te invitamos a revisar este artículo de Misabogados.com para despejar tus dudas.

¿Quiénes pueden adoptar?
En primer lugar hay que determinar quienes están capacitados para adoptar, y según la ley de adopción pueden adoptar los matrimonios chilenos o extranjeros con residencia permanente en Chile. A falta de ellos, los cónyuges chilenos o extranjeros no residentes en Chile. A falta de matrimonios residentes en Chile o en el extranjero, pueden postular las personas solteras, divorciadas o viudas, chilenas o extranjeras, con residencia permanente en el país. Si hubiere varios interesados solteros o viudos que reúnan similares condiciones, el tribunal preferirá a quien sea pariente consanguíneo del menor de edad, y en su defecto, a quien tenga su cuidado personal.

¿A quiénes se puede adoptar?
Los niños y niñas menores de 18 años:

Cuyos padres no puedan hacerse cargo de su cuidado y expresen el deseo de entregarlo en adopción ante un juez competente.
Que sean descendiente consanguíneo de uno de los adoptantes.
Que hayan sido declarados susceptibles de ser adoptados por resolución de un juez
¿Puedo adoptar a mayores de edad?
Hasta el momento no es posible, pero se está discutiendo un proyecto que permite la adopción de mayores de edad. La idea es iniciar el proceso de adopción de personas mayores de 18 y menores de 24 años.

¿Cómo podría adoptar un mayor de edad?
Lo que se podría hacer en estos casos es impugnar la filiación del mayo, ya que sea que lo hagas tú o que lo haga el interesadp. En estos casos es posible que tú tengas la filiación pero mediante la impugnación de la anterior, ya que en estos casos el juez toma en consideración situaciones de hecho como vivir con el mayor, que haya sido presentado como su hijo y que se identifique como tal, por ende este seria un modo para poder adquirir la filiación.

Luego de la impugnación debes reclamar la filiación, y ahí la ley reconocería a quel cuya filiación fuese reclamada como tu hijo.

12. ¿Qué es la emancipación?

El concepto de emancipación quizás suena muy de película, como cuando un niño quiere dejar de estar bajo la tutela de sus padres, por eso, si solo te quedas con este concepto, asegúrate de leer este artículo, pues te explicaremos en qué consiste.

¿Qué es la emancipación?
Nuestro código define la emancipación como un hecho que pone fin a la patria potestad del padre, de la madre, o de ambos, según sea el caso. Puede ser legal o judicial.

¿En qué consiste emancipar legalmente?
La emancipación legal, es decir, por el solo ministerio de la ley, opera:

Por la muerte del padre o madre, salvo que corresponda ejercitar la patria potestad al otro.
Por el decreto que da la posesión provisoria, o la posesión definitiva en su caso, de los bienes del padre o madre desaparecido, salvo que corresponda al otro ejercitar la patria potestad.
Por el matrimonio del hijo.
Por haber cumplido el hijo la edad de dieciocho años.


¿Cuándo opera la emancipación judicial?
Emancipar judicialmente es aquella acción que declara el juez, puede producirse:

Cuando el padre o la madre maltrata habitualmente al hijo, salvo que corresponda ejercer la patria potestad al otro.
Cuando el padre o la madre ha abandonado al hijo, salvo el caso de excepción del número precedente.
Cuando por sentencia ejecutoriada el padre o la madre ha sido condenado por delito que merezca pena aflictiva, aunque recaiga indulto sobre la pena, a menos que, atendida la naturaleza del delito, el juez estime que no existe riesgo para el interés del hijo, o de asumir el otro padre la patria potestad.
En caso de inhabilidad física o moral del padre o madre, si no le corresponde al otro ejercer la patria potestad.
La resolución judicial que decrete la emancipación deberá subinscribirse al margen de la inscripción de nacimiento del hijo.

¿Puedo arrenpentirme y revocar la emancipación?
No, toda emancipación, una vez efectuada, es irrevocable.

La única excepción es por muerte presunta o por sentencia judicial fundada en la inhabilidad moral del padre o madre, las que podrán ser dejadas sin efecto por el juez, a petición del respectivo padre o madre, cuando se acredite fehacientemente su existencia o que ha cesado la inhabilidad, según el caso, y además conste que la recuperación de la patria potestad conviene a los intereses del hijo. La resolución judicial que dé lugar a la revocación sólo producirá efectos desde que se subinscriba al margen de la inscripción de nacimiento del hijo.
La revocación de la emancipación procederá por una sola vez.