A un paso de comenzar

Guía de cobranza de deudas para acreedores
Guía de cobranza de deudas – Parte 1

Para bien o para mal, la cobranza es un tema que ningún empresario puede darse el lujo de dejar de lado. 

Sobre todo porque implica preguntas que surgen de repente y cuya respuesta a menudo requiere asesoría de abogados.  

¿Cómo funciona la cobranza de deudas? ¿Pueden mandarme a dicom por no pagar servicios básicos o autopistas? ¿Cómo se cobra un cheque por la vía prejudicial? ¿cómo se cobra un cheque en la etapa judicial? ¿Qué hacer si me demandan por el cobro de un cheque¿Cómo pedir la reorganización patrimonial? ¿Cómo funciona la ley de quiebras de chile¿Cómo salir de la quiebra? ¿Qué hacer si mi empresa quiebra?

Estos son solo algunos ejemplos. Esta guía para cobranza de deudas busca ayudarte a ahorrar tiempo y conseguir respuestas rápidas mientras consigues asesoría legal.

Esperamos te sea útil.

Ingresa tus datos para descargar la guía en formato PF

1. Cómo cobrar una factura

Un problema bastante frecuente en medias y pequeñas empresas que no pueden someterse a factoring, es el cobro de las facturas impagas.

Para eso es necesario que te expliquemos que hay un procedimiento para cobrar todas las facturas que se te deben, sigue leyendo para que entiendas de qué trata.

¿Cómo puedo realizar el cobro de factura?

En estos casos siempre es mejor primero intentarlo de manera pre judicial, es decir, ponerte en contacto con un abogado para que él hable con tu deudor y le informe que te debe cierta factura.

En caso de que esto no funcione es cuando entramos en una etapa judicial, en la cual por la ley de cobro de facturas tú tienes que iniciar una gestión preparativa de la vía ejecutiva, esta se denomina notificación del cobro de factura.

Una vez realizado este procedimiento se le otorgara merito ejecutivo a la copia de la factura y podrás iniciar un juicio ejecutivo de cobro.

¿Cuándo debo pagar una factura?

Estas obligado a pagar o a recibir el pago en tres momentos:

  1. A la recepción de la factura
  2. A un plazo de la recepción, este es por acuerdo de partes y puede incluso acordarse en pagos parciales
  3. Día fijo y determinado
  4. Si nada se dice, se entiende que es a 30 días de la recepción de mercaderías o del servicio realizado.

¿Qué copia de una factura sirve para iniciar un juicio?

No sirven todas las copias de una factura , la que necesitas es el cuadriplicado del cobro efectivo.

Por ley esta copia tiene valor de título ejecutivo, el resto solo te permite realizar el cobro por vía de un juicio ordinario. 

Características de una factura con valor de título ejecutivo

  1. Que la factura no haya sido reclamada
  2. Que su pago sea exigible y la acción de cobro no este prescrita
  3. Que en la misma conste el resido de mercaderías entregadas o el recibo e servicios prestados, con indicación del recinto o de la prestación del servicio que corresponde.
  4. Que puesto en conocimiento el deudor de la factura por notificación judicial, este dentro de tercero día no alegare su falsedad.

2. Cómo cobrar un pagaré por la vía legal

En cuanto al cobro de un pagaré, es importante que tengas claro que puedes cobrar un pagaré, primero, en una etapa prejudicial (antes de iniciar un juicio).

Pero también y frente a un mal resultado de esta primera etapa lo puedes cobrar judicialmente, a saber, en un juicio ejecutivo de embargo de bienes.

A continuación te indicaremos cómo cobrar un pagaré, primero por la vía prejudicial y luego por la judicial.

Antes que todo, ¿cuál es el costo de cobrar un pagaré por la vía judicial?

La verdad es que no podemos indicarte una cifra exacta, pues el costo va a variar según los montos que se encuentren involucrados en el cobro.

¿Cómo cobrar un pagaré por la vía prejudicial?

El cobro de un pagaré tiene como objeto recuperar los créditos que se han constituido en mora (créditos atrasados) dentro de los sesenta días siguientes al día en que el deudor ha caído en mora.

Específicamente, el fin de la cobranza del pagaré en esta etapa prejudicial es evitar que el deudor posteriormente se vuelva incapaz de pagar la deuda.

Esto obligaría a iniciar un proceso judicial con todos los costos que los procesos judiciales implican.

Los pasos para cobrar un pagaré por la vía prejudicial son:

  1. Notificar a través de distintos medios (medio telefónico, vía correspondencia, visita al domicilio,…) al deudor que se encuentra en mora
  2. Emplazarlo (fijarle un plazo) para que cumpla con la obligación y así evitar un juicio.

¿Cómo cobrar un pagaré en la etapa judicial?

Frente a un mal resultado en la etapa prejudicial, no tendrás más alternativas que tener que iniciar un proceso judicial por cada deudor que se encuentre en mora.

Es decir, por cada deudor que no haya podido lograr ponerse al día con su obligación de pagar durante los primeros sesenta días desde que fue considerado como un deudor moroso.

Aquí tú tienes la ventaja de que puedes cobrar el pagaré en un juicio ejecutivo, el cual posee los beneficios de ser un juicio bastante expedito y efectivo.

Esto porque el pagaré es un instrumento en donde consta la obligación de una persona a otra de pagar cierta cantidad de dinero y por lo mismo, constituye un título ejecutivo.

Se puede iniciar el cobro con una gestión de carácter preparatorio o derechamente con la demanda ejecutiva.

Una vez que interpones la demanda se verá si el deudor se defiende o no, y en caso de que éste no ejerza su derecho de defensa o aun así presentando sus defensas el tribunal no las acogiere, deberá el juez ordenar que se requiera de pago al deudor.

En caso que no pagare, la ley faculta a que se le embarguen sus bienes para así poder satisfacer la deuda.

Ahora al revés: qué hacer si me demandan por el cobro de un pagaré

En el caso que te demanden por el cobro de un pagaré, te recomendamos que trates de contactarte lo más rápido posible con un abogado, pues en esa situación cuentas con un plazo muy breve para ejerzas tu defensa.

En el peor de los casos tendrás cuatro días para ello y por lo mismo corres el riesgo de que te terminen embargando tus bienes.

 

Contáctanos para conectarte con un abogado

 

3. ¿Puedo mandar a alguien a Dicom?

¿Qué es Dicom?

En estricto rigor Dicom es una empresa privada, que toma datos financieros de entidades como la superintendencia de bancos, el boletín de informaciones comerciales y demases.

Se ha vuelto muy usada y fidedigna por lo amigable que es su plataforma virtual, Dicom online, tanto para los deudores como los acreedores.

¿Cuándo me pueden mandar a Dicom?

La creencia común es que puedes ingresar a alguien a Dicom, sea una persona jurídica o natural si es que “no te paga”. 

Sin embargo, hay que hacer distinciones por que puedes ingresar a alguien al informe Dicom dependiendo del tipo de deuda tenga contigo.

¿Cuántos tipos de deuda existen?

Existen cuatro tipos de deuda:

  1. Deuda Vigente: Esta es el monto total, sin intereses, adeudado al sistema bancario o financiero y se registra en instituciones fiscalizadas por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF).

    Esta se publicará en Dicom bajo el concepto de deuda vigente y no posee mayores inconvenientes para la persona o empresa, ya que sólo muestra el grado de endeudamiento global.

    Ahora, cuando una persona o empresa no paga regularmente sus deudas, estas pueden ser informadas a Dicom, a petición del acreedor, de la siguiente manera: 

  2. Deuda Morosa: En este caso el atraso en el pago es entre 30 y 60 días desde la fecha que has convenido con el deudor. 

  3. Deuda Vencida: Si el atraso en el pago es entre 61 y 90 días desde la fecha que has convenido con el deudor. 

  4. Deuda Castigada: Si el atraso en el pago supera los 91 días desde la fecha de pago que has convenido con el deudor.

¿Estos plazos pueden cambiar?

Sí, esto puede cambiar si en el contrato con tu deudor has establecido otra cosa, por ejemplo, en vez de después de 60 días sean 90 o sean 50.

¿Pueden mandarme a Dicom por no pagar servicios básicos o  autopistas?

No, porque las deudas de empresas públicas (agua, luz) no pueden ser informadas. Tampoco se deben publicar sus datos por deudas de autopistas.

Solo las deudas económicas, financieras, bancarias o comerciales, pueden ser comunicadas cuando hay letras de cambio, pagarés protestados o documentos de ese tipo que las fundamenten. Y ese no es el caso del TAG.

4. Cómo cobrar obligaciones

Los acreedores tienen derecho a exigir el cobro de las deudas (obligaciones) que le deben. 

Existen diferentes tipos de cobro de obligaciones.

Cobro de obligaciones que constan en un título ejecutivo firmado ante notario

Si la obligación consta en un título que es ejecutivo, por ejemplo, cheque, letra o pagaré firmados ante Notario, escritura pública u otros, se procede el cobro de la obligación directamente en un juicio ejecutivo.

Cobro de obligaciones que no constan en un título ejecutivo

Esto incluye el cobro de obligaciones que no constan en un título ejecutivo –facturas,  reconocimientos de deuda por instrumento privado (sin forma y valor de escritura pública), o cheques, letras o pagarés no firmados ante Notario.

Se puede preparar el juicio ejecutivo mediante una gestión preparatoria previa para luego demandar ejecutivamente, así:

  1. En el caso de facturas, instrumentos privados de reconocimiento de deuda o correspondencia firmada, es decir, documentos en que conste una deuda, corresponderá citar a la presencia judicial al deudor para que confiese la deuda o reconozca su firma.

    Si el deudor no comparece, o responde con evasivas, queda preparada la ejecución, la que se materializará mediante la demanda ejecutiva pertinente. Esto también sucede si niega la deuda pero reconoce su firma.
  2. Las letras de cambio, pagarés o cheques, tienen un procedimiento preparatorio especial, consistente en la notificación judicial del protesto por falta de pago.

    Si notificado el protesto y dentro del plazo de tres días alega que la firma sea falsa, queda preparado el título ejecutivo, para luego iniciar el cobro de la obligación de forma ejecutiva.

    Si el acreedor dice que la firma no es falsa, deberá probarse la autenticidad de la firma, lo que será resuelto por el juez. Si la resolución es favorable al acreedor, se presenta la demanda ejecutiva.

Para cheques protestado y no pagado dentro de tres días de la notificación del protesto, es llamado “giro doloso de cheque”, en el que la condena a penas privativas de libertad, se suma una obligación de indemnizar los prejuicios causados.

Igual consecuencia patrimonial tienen los delitos de estafa o apropiación indebida, que frecuentemente se suscitan en el incumplimiento de una obligación, como giro doloso de cheques.

Cobro de obligaciones y preparación de la vía ejecutiva no prosperada

Si en el cobro de obligaciones el título no es ejecutivo y no prosperó la preparación de tal vía e las formas en que se explicó en los puntos anteriores, o simplemente no se intentó, para llegar a la ejecución deberá tramitarse un juicio ordinario, para que se compruebe que la persona tiene una deuda.

Dictada la sentencia en juicio favorablemente para el acreedor, se iniciará su cumplimiento a través de un procedimiento similar al del juicio ejecutivo, para, en fin, rematar bienes del deudor y hacer pago al acreedor con lo que se obtenga en la subasta, en capital, intereses, gastos judiciales y honorarios de cobranza.

Cobro de obligaciones y prescripción

Las acciones judiciales para el cobro de obligaciones no tienen duración indefinida, su vida está determinada por la ley y es de tres años para las acciones ejecutivas generales y cinco para las ordinarias. Las acciones ejecutivas que nacen del cheque, letra y pagaré, solo tienen vigencia por un año. Las facturas, a su vez, prescriben en cinco años.

Cobro de obligaciones y caducidad

Por otro lado, algunos documentos están sujetos a la pérdida de su eficacia o valor específico, por el sólo transcurso del tiempo sin haberse cursado su cobro regular.

En los cheques hay caducidad cuando no se presentan a cobro dentro de 60 o 90 días, dependiendo si su giro se efectuó dentro o fuera de la plaza de la cuenta.

Letras o pagarés caducan únicamente cuando son a la vista y no se presentan a cobro en el plazo de un año desde su aceptación o suscripción, en su caso.

5. ¿Cómo se cobra un cheque?

En cuanto al cobro de un cheque, es importante que tengas claro que puedes cobrar un cheque en una etapa prejudicial (antes de/sin iniciar un juicio).

También y frente a un mal resultado de esta primera etapa lo puedes cobrar judicialmente.

A continuación te indicaremos cómo debes hacerlo para cobrar un chequeprimero por la vía prejudicial y luego por la judicial.

¿Cuánto cuesta cobrar un cheque por la vía judicial?

La verdad es que no podemos indicarte una cifra exacta, pues el costo va a variar según los montos que se encuentren involucrados en el cobro del cheque.

¿Cómo se cobra un cheque por la vía prejudicial?

El cobro de un cheque tiene como objeto recuperar los créditos que se han constituido en mora (créditos atrasados) dentro de los sesenta días siguientes al día en que el deudor ha caído en mora.

El fin de la cobranza del cheque en la etapa prejudicial es evitar que el deudor se vuelva incapaz de pagar la deuda, lo cual obligaría a iniciar un proceso judicial con todos los costos y largos tiempos que los procesos judiciales implican.

¿Cómo se hace? Primero debes notificar a través de distintos medios (medio telefónico, vía correspondencia, visita al domicilio, etc.) al deudor que se encuentra en mora, fijarle un plazo específico para que cumpla con la obligación y así lograr evitarte la necesidad de tener que iniciar un juicio.

No es raro que en esta etapa algunas personas lleguen a negociaciones que salden la deuda. Hay personas que prefieren aceptar que se les pague una deuda inferior a lo que se debía, con el fin de evitar llegar a la etapa judicial.

¿Cómo se cobra un cheque en la etapa judicial?

Frente a un mal resultado en la etapa prejudicial, no tendrás más alternativas que iniciar un proceso judicial por cada deudor que se encuentre en mora.

Es decir, por cada deudor que no haya podido lograr ponerse al día con su obligación de pagar durante los primeros sesenta días desde que fue considerado como un deudor moroso.

Aquí, tú tienes la ventaja de que puedes cobrar el cheque en un juicio ejecutivo, el cual posee los beneficios de ser un juicio bastante expedito y efectivo.

La razón de esto es que el cheque es un instrumento en donde consta la obligación de una persona a pagar cierta cantidad de dinero a otra, y por lo mismo constituye un título ejecutivo.

¿Cómo se cobra un cheque en la etapa judicial? Lo primero es iniciar el cobro con una gestión de carácter preparatorio o derechamente con la demanda ejecutiva.

Una vez que interpones la demanda verás si el deudor se defiende o no, y en caso de que éste no ejerza su derecho de defensa. 

Si aun presentando sus defensas el tribunal no las acogiere,  deberá el juez ordenar que se requiera de pago al deudor, y en caso que no pagare, la ley faculta a que se le embarguen sus bienes para así poder satisfacer tu deuda.

Al revés: ¿qué hacer si me demandan por el cobro de un cheque?

Contacta los más rápido posible un abogado, pues cuentas con un plazo muy breve para tu defensa (en el peor de los casos tendrás cuatro días para ello) y por lo mismo corres el riesgo de que te terminen embargando tus bienes.

 

Contáctanos para conectarte con un abogado

 

6. Cómo cobrar letras de cambio

Aquí te mostraremos en términos simples qué es una letra de cambio y cómo debes efectuar su cobro.

¿Qué es una letra de cambio?

La letra de cambio es un documento que se refiere a la existencia de una determinada obligación, la de pagar una cantidad de dinero en la época que está fijada en ella.

¿Quiénes intervienen en una letra de cambio?

El librador o girador (persona que emite la letra), librado (persona a la cual se le ordena el pago de la letra) y aceptante (mismo librado pero una vez que ha aceptado la letra).

¿Cómo se acepta la letra de cambio?

Por regla general se acepta poniendo la firma en la esquina inferior izquierda del anverso de la letra.

¿Cómo llenar una letra de cambio?

Debes saber, la letra de cambio debe cumplir ciertas formalidades para que sea válida, y por lo mismo, debe contener sí o sí las siguientes enunciaciones:

  1. Indicación de ser una letra de cambio
  2. Lugar y fecha de su emisión
  3. La orden de pagar una cantidad de dinero
  4. El nombre y apellido de la persona a quien debe hacerse el pago
  5. El nombre, apellido y domicilio del librado
  6. El lugar y la época del pago. Si la letra no indicara ni el lugar ni la época, se pagará en el domicilio del librado que está indicado en el documento y será pagadera a la vista
  7. La firma del emisor de la letra

¿Cuánto tipos de letras de cambio existen?

La letra de cambio puede ser pagadera a la vista (deben pagarte a su sola presentación),  a un plazo desde la vista, a un día fijo y determinado, o a un plazo contado desde su giro.

¿Cuándo debo presentar a pago la letra de cambio?

Debes presentar la letra de cambio el día de su vencimiento o al día siguiente hábil si este fuera festivo.

¿Dónde debo cobrar una letra de cambio?

Debes ir a cobrar la letra al lugar que está indicado en ella, y en su defecto, en el domicilio del librado o aceptante.

¿Qué pasa si pierdo una letra de cambio?

Antes que todo, es fundamental que sepas que sin el documento físico no puedes cobrar la letra, sin embargo, la ley establece una excepción en caso de extravío.

Si pierdes la letra de cambio, debes realizar un procedimiento especial que consiste en enviar una solicitud al tribunal correspondiente a tu domicilio.

Dicha solicitud debe contener los datos necesarios para poder identificar la letra, como por ejemplo, una fotocopia de ella.

Cobranza judicial de una letra de cambio

En esta etapa te ves obligado a iniciar un proceso judicial por cada deudor que no ha podido lograr ponerse al día con su obligación de pagar durante los primeros sesenta días desde que fue considerado moroso.

Aquí se hará posible que letras de cambio y otro tipo de documentos puedan cobrarse en juicio ejecutivo, el cual posee las ventajas de ser bastante expedito y efectivo.

7. ¿Qué es la reorganización patrimonial?

¿Qué hacer si mi empresa quiebra? ¿Cómo salir de la quiebra? Estas son preguntas cuyas respuestas conviene tener claras.

El concepto de reorganización patrimonial puede parecer muy amplio, y es por eso que en este artículo lo acotaremos a las nuevas disposiciones de liquidación.

Te explicaremos cuándo una empresa puede reorganizar su patrimonio y cuáles son los pasos a seguir para hacer eso.

¿Qué es la reorganización?

Al hablar de reorganización nos referimos a buscar la conservación de las empresas como unidades productivas, lo que les permitiría mantener el giro y seguir dando empleo. 

Entonces sobre la reorganización nos referimos a un fin, a evitar que la empresa desaparezca si cae en quiebra. 

También busca conservar su unidad productiva reorganizando el patrimonio, buscando que pague sus deudas y siga adelante.

¿Cuál es el objetivo de la reorganización patrimonial?

El objetivo final es lograr la reestructuración de una empresa viable mediante el acuerdo entre el deudor y sus acreedores. Se fija un plazo máximo de cuatro meses.

¿Cómo pedir la reorganización patrimonial?

En estos casos deberás acudir ante los tribunales civiles, son de competencia del juzgado de letras (civiles o de competencia común) correspondientes al domicilio del deudor.

Se privilegiará por los tribunales que tengan capacitación en este tipo de procedimientos concursales y de liquidación.

¿Es la reorganización un procedimiento concursal?

Sí, la reorganización es uno de los nuevos procedimientos concursales de la nueva ley de quiebras de Chile. Estos se aplican a las empresas y a las personas naturales (personas individuales que no son empresas). 

Mediante procedimientos especiales, se ofrece una salida para los diferentes tipos de deudores, ya sean micro, pequeños, medianos o grandes empresas o personas jurídicas sin fines de lucro o personas naturales. 

Los procedimientos concursales buscan equilibrar los derechos de los deudores con los de los acreedores y ofrecen a ambas partes garantías para resolver los conflictos

¿Qué es el veedor?

En estos procedimientos habrá que nombrar a un veedor, un experto con habilidades de negociación, encargado de facilitar los acuerdos de reorganización.

¿Qué ventaja tiene la reorganización?

La reorganización, y los procedimientos concursales en general tienen la ventaja de quitar el estigma la quiebra.

Esto da posibilidades de volver a emprender, además de eliminar las presunciones de que la quiebra siempre es fraudulenta.

Ello porque se redefinen tipos penales específicos (delitos) que pueden ocurrir en el marco del convenio judicial.

Se incluye entre los posibles condenados a los administradores de hecho, como gerentes y directores.

Conclusión

Como ves, el tema de la cobranza de deudas es crítico para cualquier empresario.

Te invitamos a usar los consejos de esta guía para orientar tus acciones si te ves en la necesidad de iniciar acciones de cobranza. 

Sin embargo, no reemplaza la asesoría de un profesional legal en estos temas. 

Si tienes problemas legales o necesitas mayor asesoría sobre repactar deudas, visita Misabogados.com y te contactaremos con un abogado acorde con tus necesidades.

Contáctanos para conectarte con un abogado