• Inicio
  • Blog
  •   Ayuda a tus deudores a pagar con estas 5 técnicas de cobranza

MisAbogados Blog


Cobranza |

LÉELO EN 4 MIN.

Ayuda a tus deudores a pagar con estas 5 técnicas de cobranza

Abogado UDP especialista en cobranzas y causas civiles

Pasante durante 2014 en el estudio jurídico “Cooper & Co” desarrollando labores de procurador, especializándose en tramitación de causas civiles, ejecutivas, laborales, familia en general, inscripciones en Conservador de Bienes Raíces y gestiones corporativas. Durante 2017 trabaja en Gestión Financiera (GESFIN), entre sus funciones tuvo que gestionar y tramitar cobranzas en carteras masivas. El mismo año, pasa a formar parte de MisAbogados.com donde tramita causas de cobranza, incumplimientos contractuales, prescripción de derechos municipales y otros como acción y excepción, ejecución promesas de compraventa, redacción y revisión de contratos, juicios de precario, de arrendamiento y trámites ante Instituciones públicas.

Cobranza a deudor
  

17 de enero 2018

A nadie le gusta que le deban dinero. Desde los malos ratos hasta el juicio y los costos asociados, es una situación que realmente todo el mundo quiere evitar.

Independientemente de si eres persona o empresa, también está en tus manos hacer lo posible para lograr que te paguen lo que te deben y evitar el momento en que un deudor se vea incapaz de pagar.

Para eso adopta las siguientes técnicas de cobranza para que ayudes a quienes contraen una deuda contigo a pagar, estableciendo una relación de confianza y oportunidad.

Si necesitas ayuda para cobrar una deuda, escríbenos aquí para ayudarte

 

1. Definir cuándo comenzar a cobrar

La relación con un amigo, proveedor o un cliente cambia cuando se debe exigir el pago atrasado de una deuda u otro tipo de obligación.

Así que dependiendo del deudor y del tipo de deuda, es necesario que la persona o empresa sepa cuándo exactamente comenzar a cobrar. Si serán después de 30 o 60 días, o más, todo dependerá del tipo de relación establecido.

No es lo mismo cuando se trata de dinero comprometido en un documento legal, como un contrato de prestación de servicios, que fija fechas de pago y cobranza, comparado con cobrar una deuda informal, que no cuenta con el respaldo de un documento, que normalmente consiste de préstamos por montos y plazos acodados entre pares en base a un acuerdo verbal.

 

2. Hacerle un recordatorio amable

Evita el conflicto y la controversia al inicio. A medida que se acerca la fecha de pago, contacta al deudor a través de distintos medios (medio telefónico, e-mail, visita a su oficina) y recuérdale de su deuda amablemente.

Muchas veces, el tono conciliador evitará que el deudor se asuste o se ponga a la defensiva. Y le dará la oportunidad de “recordar” que tenía ese pago pendiente.

 

3. Preguntarle por qué no puede pagar

Si sigue sin pagar, llama sólo para conversar. Muchos necesitan que los escuchen y explicar su situación; sienten que están entrampados y sin salida. Si observan que estás dispuesto a escuchar, la misma conversación puede generar ideas que faciliten el pago.

Sé empático y ofrece la posibilidad de evaluar un plan de pago adecuado a sus capacidades e ingresos que les permita pagar lo que te deben.

Asegúrate también de conocer el historial de pago del deudor antes de consultarle sus razones; puede suceder que la mora sea consecuencia de la repactación de un cobro anterior, o bien es la primera vez que no te paga.

Mantén un tono neutral y elige bien tus palabras. Documenta todo lo que el deudor te diga y déjale una copia de lo conversado; agradecerá tu disposición y transparencia.

 

4. Llevar el asunto a sus trabajos u oficinas

Llamar a sus celulares puede generar mayor rechazo y hasta provocar un mayor conflicto, al sentirse invadidos en su espacio privado. En cambio, ubicarlos en sus oficinas los obliga a enfrentar la situación de forma cordial y correcta; evitarán el conflicto para que sus trabajadores u colegas no se enteren de que deben dinero.

 

5. Dejar la pelota en su lado de la cancha

Contacta al deudor y establece un plazo específico para que cumpla con la obligación, que sea dentro del período legal de cobro de una obligación, explicándole que así evitará ir a juicio. Puedes hacerlo directamente o bien contratar a un abogado especialista en cobranzas.

Normalmente, los morosos responden ante una nueva oportunidad de pago, excepto por aquellos que no tienen capital o simplemente no quieren pagar.

 

6. Acordar pagos que beneficien a ambos

Conversa con tu deudor un plazo de recepción de pagos parciales en montos que beneficien a ambos.

En esta etapa muchas personas logran acuerdos que permiten saldar lo adeudado en parte o en su totalidad.

 

Conclusión

Ayuda a tus deudores a que te paguen. Recordatorios constantes y planes de seguimiento a morosos permitirán que tus bolsillos o los flujos de caja de tu negocio sigan saludables y libres de deudas de terceros.

Sin embargo, habrá momentos en que simplemente la educación y buenos modales no servirán, y es entonces cuando deberás llamar a tu abogado, contratar una empresa de cobranza, o iniciar un juicio.

 Si necesitas ayuda para cobrar una deuda, escríbenos aquí para ayudarte

Por Victor Arroyo
Abogado UDP especialista en cobranzas y causas civiles

Pasante durante 2014 en el estudio jurídico “Cooper & Co” desarrollando labores de procurador, especializándose en tramitación de causas civiles, ejecutivas, laborales, familia en general, inscripciones en Conservador de Bienes Raíces y gestiones corporativas. Durante 2017 trabaja en Gestión Financiera (GESFIN), entre sus funciones tuvo que gestionar y tramitar cobranzas en carteras masivas. El mismo año, pasa a formar parte de MisAbogados.com donde tramita causas de cobranza, incumplimientos contractuales, prescripción de derechos municipales y otros como acción y excepción, ejecución promesas de compraventa, redacción y revisión de contratos, juicios de precario, de arrendamiento y trámites ante Instituciones públicas.

Deja un comentario