A un paso de comenzar

Guía: Protege tu Pyme
Guía Protege tu Pyme

Una Pyme no solo enfrenta riesgos de mercado. También está expuesta a diversos riesgos internos que pueden manifestarse y afectar la continuidad del negocio. 

Temas como facturas impagas, conflictos entre los socios, problemas de carácter laboral o en contratos de arriendo son algunos frentes que conviene tener cubiertos. 

Esta guía aborda los problemas comunes de las Pymes y entrega orientación para saber qué opciones tienes en estos casos. 

Llena el formulario para descargar la guía en formato PDF

1. Qué hacer cuando un cliente se niega a pagar la factura

Llegó ese momento del mes cuando tu negocio cobra la factura por el producto o servicio entregado.

Y si eres Pyme en Chile, sabemos que el pago se complica cuando se trata de cobrarle a las grandes empresas.

No estás solo.

Si bien hay avances al respecto, incluyendo un proyecto de ley en proceso, todavía las grandes empresas en el país demoran más de 30 días en pagar a sus proveedores.

Es más, el plazo de pago efectivo de facturas emitidas por Pymes fue de 49 días en promedio el cuarto trimestre de 2017. Sin embargo, todavía hay grandes empresas que demoran entre 60 y 120 días en pagar de acuerdo al último Ranking de Pagadores que realizan la Asociación de Emprendedores de Chile (AseCh) y la Bolsa de Productos de Chile.

En el período en que el cliente demora en pagar, la Pyme aún debe cumplir con sus propias obligaciones, desde pagar líneas de crédito hasta sueldos e imposiciones. Todo retraso en el ingreso de los nuevos flujos duele, y harto.

El problema empeora cuando el cliente no paga simplemente, aún cuando la factura se emitió en la fecha estipulada y la mercancía o servicio llegó a sus manos dentro del plazo pactado.

¿Cómo cobrar la deuda con un cliente que demora o no paga?

Tienes que hacer todo lo estipulado en la ley para que nada cuestione tu proceder como proveedor.

  • Periodo prejudicial

Antes de emitir la factura

Te preparas con anticipación para asegurar que el cliente pague la factura, con recordatorios, negociación de nuevos plazos o montos, y documentando todo el proceso. Te explicamos algunas técnicas de cobranza amigables aquí.

Otra solución en este período para evitar que el retraso dañe la contabilidad del negocio es adelantar las cuentas por cobrar mediante factoring.

El factoring o factorización electrónica consiste en que la empresa “vende” sus facturas o cuentas por cobrar a una empresa financiera especializada, conocida como empresa de factoring o factor.

Sus ventajas incluyen:

  • Anticipa el flujo de cuentas por cobrar.
  • Liquidez y rapidez. Hay dinero en efectivo inmediato, en hasta 24 horas.
  • No es deuda. La Pyme vende un activo financiero reconocido y legal, como es la factura. Tampoco aparece como deuda en el sistema financiero.
    Es fácil de obtener. En comparación con un crédito o línea de capital con una financiera.
  • No paga impuestos de timbres y estampillas.
    La empresa de factoring se hace cargo de la cobranza.
  • Disminuye la evasión tributaria

Emisión de la factura

Emites la factura y envías la copia al cliente

Dejas pasar los 8 días reglamentarios. Según explica Empresarios en Red, la ley establece que el cliente no acredita recepción pero no reclama la factura dentro este período, se presume que las mercaderías fueron entregadas o que los servicios fueron prestados. Esto le otorga mérito ejecutivo a la cobranza, y puedes iniciar un juicio ejecutivo de cobro de deuda.

  • Periodo judicial

El cliente no quiere pagar

Pasaron los períodos de pago estipulados en el contrato del producto o servicio, y todavía nada.

En esta situación tienes dos alternativas:

1. Contratar a una empresa de cobranza

Dejas en manos de terceros el cobro de la factura atrasada. Ahora bien, antes de contratar una empresa de cobranza, como Pyme debes evaluar el costo, utilidad y rentabilidad de este servicio.

2. Acudir a la vía judicial

La factura en Chile, sea papel o electrónica, tiene validez legal como título ejecutivo gracias a las disposiciones en la ley 19.983.

Por ende su cobro obligado es mediante un juicio de cobro de deuda o juicio ejecutivo.

Puedes preparar el juicio ejecutivo mediante una gestión preparatoria previa para luego demandar ejecutivamente, siguiendo estos pasos:

  • Citar a la presencia judicial al deudor para que confiese la deuda o reconozca su firma. Si el deudor no comparece, o acue pero responde con evasivas o no niega la deuda, queda automáticamente la ejecución en el tribunal.
  • Esta ejecución se materializará mediante la demanda ejecutiva pertinente. Esto también sucede si el deudor niega la deuda pero reconoce su firma.
  • Si la sentencia del juicio te favorece, se iniciará su cumplimiento a través de un procedimiento similar al del juicio ejecutivo, para rematar bienes del deudor y hacer pago al acreedor con lo que se obtenga en la subasta, en capital, intereses, gastos judiciales y honorarios de cobranza.

Conclusión

Es una práctica común que las grandes empresas en Chile demoren en pagar a sus proveedores Pyme. Están también los casos cuando un cliente se niega a pagar.

Por eso las pequeñas y medianas empresas deben preparar con anticipación su proceso de cobro de facturas, para disminuir el daño que el retraso hará en su contabilidad.

Para lograrlo, deben implementar medidas que faciliten la cobranza, premiar el pago anticipado, y evitar la acumulación de deudas impagas.

2. Cómo contratar empleados en Chile: todo sobre contratos laborales

Antes de contratar un nuevo integrante en nuestra empresa, debemos tener claros algunos detalles como el tipo de contrato que se ajusta al trabajador, cuáles serán las obligaciones que tendremos que asumir, o qué podemos exigir a los postulantes.

Como lo establece el artículo 7º del Código del Trabajo, el contrato de trabajo supone la existencia de un acuerdo entre empleador y trabajador.

Este decreta la prestación de servicios personales del trabajador bajo una relación de subordinación o dependencia, y el pago de una remuneración por parte del empleador. Es por esto que el empleador puede dar instrucciones al trabajador.

 

¿Qué tipos de contratos laborales existen en Chile y cuáles son sus características?

1. A plazo fijo: En este contrato existe una fecha de comienzo y término. Puede extenderse por un año, y en caso de personas que posean un título técnico o profesional entregado por alguna institución de Educación Superior -reconocida por el Estado-, este plazo puede ser de dos años. 

Características del contrato a plazo fijo:
Puede renovarse, pero sólo hasta  por dos años. Si el empleado sigue prestando servicios después de este plazo, su contrato pasa a ser indefinido. 

Lo mismo ocurre si es que el contrato se renueva por segunda vez o si presta servicios en forma discontinua y le han hecho más de dos contratos a plazo, durante doce meses o más en un período de 15 meses.

2. A plazo indefinido: Solo tiene una fecha estipulada de inicio pero no de término. Además si dura un año o más y se le pone fin por “necesidades de la empresa”, el empleador tendrá derecho a recibir una indemnización por los años trabajados, además del mes de aviso o, en caso contrario, el pago de este mes como si hubiera sido trabajado

3. Por faena: Para este tipo de contrato debe existir una obra o faena en específica que esté descrita en el contrato (a la cual se atribuye la prestación de los servicios del trabajador); que la prestación de servicios determinada no sea por un tiempo indefinido; y, por último, que los contratantes acuerden cuándo debe darse por concluido el trabajo o servicio que originó el contrato de trabajo. 

En este caso, la duración del contrato estará dada por lo que tarde la ejecución de la faena u obra para la cual se ha contratado al trabajador.

4. Part time: El contrato a jornada parcial implica que el trabajador no podrá superar las 30 horas de trabajo. 

Hay otros tipos de trabajo que no se rigen por el Código de Trabajo, como el contrato a honorarios. Por eso no tienen los derechos que establece esta normativa. Quienes trabajan de manera independiente, se rigen por el Código Civil. 

Por lo general, estos trabajos tienen que ver con labores esporádicas que no ocupan el tiempo suficiente como para establecer una relación de trabajo. Los trabajadores independientes son aquellos que no dependen de un empleador determinado.

Si se comprueban vínculos de dependencia y subordinación con el empleador, el trabajador podrá ser indemnizado.

Sin embargo, un trabajador dependiente puede emitir una boleta de honorarios, siempre y cuando esté desarrollando otra actividad en forma independiente y el servicio sea prestado fuera del horario de trabajo habitual.

Sobre los contratos en general, considera que si la persona ya empezó a prestar los servicios, hay 15 días para dejarlo por escrito o 5 días si se trata de un contrato por faena. 

Asimismo, luego de haber firmado el contrato, existe un plazo de otros 15 días para inscribirlo en la Dirección del Trabajo (puede ser a través de su página web o de manera presencial).

¿Cuánto tiempo puede estar boleteando un empleado? En el siguiente blogpuedes ver cuánto puede durar un contrato a honorarios.

Recuerda que las personas que trabajen bajo este sistema deberán pagar sus cotizaciones de manera obligatoria, salvo algunas excepciones como cuando están afiliado a instituciones del sistema antiguo de previsión.

Obligaciones del empleador

Además de formalizar la relación laboral con el trabajador, el empleador deberá hacerse cargo de las siguientes obligaciones: 

-Cotizaciones (AFP e isapre):
El empleador debe encargarse de pagar mes a mes las cotizaciones previsionales y de salud de cada uno de sus trabajadores. Estas serán descontadas del sueldo bruto. 

-Seguro contra accidentes laborales:
Este seguro obligatorio protege a los trabajadores en caso de sufran algún accidente o tengan alguna enfermedad laboral. Debe ser cubierto con un 0,95% de las remuneraciones imponibles del trabajador.

-Seguro de cesantía:
También es obligatorio y resguarda al trabajador en caso de quedar cesante. Corresponde a un 3% de salario imponible. El empleador debe cubrir 2,4% y el trabajador (con el Estado), el 0,6% restante.

Antes de empezar a entrevistar postulantes, ten en consideración:

-No discriminar o excluir a alguien por su raza, sexo, edad, estado civil, nacionalidad, opinión política, etc.

-Debes contratar mayores de 18 años. En caso de estar entre ser mayores de 15 años, pueden hacerlo con autorización de sus padres o la persona que esté a cargo de su cuidado. 

-Requisitos para contratar trabajadores extranjeros: Si piensas contratar extranjeros, recuerda que deben tener una visa de trabajo temporal o permiso de trabajo para turistas. Por otro lado, el 85% de los trabajadores de tu empresa tienen que ser chilenos.

-Al cumplir un año en tu empresa, todo trabajador tendrá derecho a 15 días hábiles libres. 

Conclusión

Ya sabes cómo contratar empleados en Chile. Si tomas estos puntos en consideración, podrás evitar mucho dolores de cabeza. Al sumar a un nuevo integrante a tu equipo, debes asumir obligaciones y responsabilidades legales.

  

3. Lo básico que debes saber para despedir a un trabajador en Chile

Despedir a un trabajador es parte de la realidad de toda empresa. En Chile, los despidos son acciones reguladas por la ley, por ende, su aplicación debe ser legal.

Como la desvinculación laboral es un evento serio, como empresa debes realizar un proceso limpio y correcto para proteger la integridad del negocio y los derechos del trabajador desvinculado.

No obstante, despedir nunca deja de ser un proceso incómodo para las personas participantes.

Para lograr un proceso de despido legal y fluido, es preciso que el empleador ponga cuidado y atención en tres variables clave.

  1. Causales
  2. Finiquito
  3. Indemnizaciones

En este blog te contamos todo lo que tu empresa debe saber y gestionar para realizar un proceso de despido correcto y apegado a la normativa.

I. Causales

¿Cuáles son las principales causales legales de despido reguladas por el Código de Trabajo?

En Chile un empleador no puede simplemente despedir a un trabajador porque sí.

Según explica la guía de trámites y servicios del Estado Chile Atiende, la razón debe estar bajo alguna de las causales de despido establecidas en la ley, según los artículos 159, 160, 161 y 163 bis. Éstas son:

Artículo 159

1. Mutuo acuerdo de las partes: Ambas partes acuerdan terminar con el contrato. Esta causal está limitada debido a abusos en su práctica en el pasado.

2. Muerte del trabajador: La causal por excelencia de carácter involuntario es la muerte: la relación laboral del trabajador implica el intuito personae, es decir, obliga su corporeidad, de tal modo que su muerte provoca la extinción del vínculo.

3. Renuncia del trabajador

4. Vencimiento del plazo: En el caso de un contrato de plazo fijo, el cual no puede exceder un año. El trabajador que hubiere prestado servicios discontinuos en virtud de más de dos contratos a plazo, durante doce meses o más en un período de quince meses, contados desde la primera contratación, se presumirá legalmente que ha sido contratado por una duración indefinida.

5. Conclusión del trabajo o servicio que dio origen al trabajo: Es una causal objetiva porque debiese ser un efecto natural, no depende de la voluntad del empleador ni del trabajador, sino que de la naturaleza de la prestación del servicio laboral.

6. Caso fortuito o fuerza mayor: Se llama fuerza mayor o caso fortuito el imprevisto a que no es posible resistir.

Caso fortuito es por causa de la Naturaleza, y fuerza mayor requiere de la intervención humana.

Sin embargo, desde el punto de vista laboral, la jurisprudencia utiliza estos conceptos como una sola cosa de similar orden, así mismo, esta misma jurisprudencia impuso tres requisitos que son básicos para colocar la causal bien justificada:

  1. Imprevisibilidad
  2. Hechos insuperables
  3. Hechos que no puedan ser imputables al empleador.

Artículo 160

7. Aquellas que corresponden a conductas indebidas de carácter grave por parte del trabajador, que deben ser debidamente comprobadas:

a) Falta de probidad del trabajador en el desempeño de sus funciones,

Cabe enfatizar que el Código no define lo que es "falta de probidad", pero según explica Chile Atiende es posible definir la probidad como honradez, integridad y rectitud en el actuar. La decisión final sobre la falta o presencia de esta condición en el desempeño del trabajador desvinculado está en manos de los Tribunales de Justicia.

b) Conductas de acoso sexual

c) Vías de hecho ejercidas por el trabajador en contra del empleador o de cualquier trabajador que se desempeñe en la misma empresa

d) Injurias proferidas por el trabajador al empleador.

La ley tampoco define lo que es "injuria" para efectos laborales, no obstante Chile Atiende precisa que podrían ser ofensas verbales o físicas proferidas por el trabajador al empleador en su sentido natural y obvio, y que se estimen suficientes como para poner término al contrato.

Hay que precisar que no necesariamente estas injurias constituyen el delito de injuria que define el Código Penal.

Aún así, los Tribunales de Justicia tienen la decisión final sobre lo que constituye injuria en el ambiente laboral.

f) Conducta inmoral del trabajador que afecte a la empresa donde se desempeña.

g) Conductas de acoso laboral

8. Negociaciones que ejecute el trabajador dentro del giro del negocio y que hubieren sido prohibidas por escrito en el respectivo contrato por el empleador.

9. Inasistencia o falta al trabajo. Es causal de despido la no concurrencia del trabajador a sus labores sin causa justificada durante dos días seguidos, dos lunes en el mes o un total de tres días durante igual período de tiempo.

Asimismo, la falta injustificada o sin aviso previo del trabajador que tuviere a su cargo una actividad, faena o máquina cuyo abandono o paralización signifique una perturbación grave en la marcha de la obra.

10. Abandono del trabajo por parte del trabajador, entendiéndose por tal:

a) La salida intempestiva e injustificada del trabajador del sitio de la faena y durante las horas de trabajo, sin permiso del empleador o de quien lo represente.

b) La negativa a trabajar sin causa justificada en las faenas convenidas en el contrato.

11. Actos, omisiones o imprudencias temerarias que afecten a la seguridad o al funcionamiento del establecimiento, a la seguridad o a la actividad de los trabajadores, o a la salud de éstos.

12. El perjuicio material causado intencionalmente en las instalaciones, maquinarias, herramientas, útiles de trabajo, productos o mercaderías.

13. Incumplimiento grave de las obligaciones del contrato.

Artículo 161

14. Necesidades de la empresa: la ley establece que el despido no sólo debe ser por la sola voluntad unilateral y discrecional del empleador; debe fundarse en hechos objetivos que hagan inevitable la separación de uno o más trabajadores de su trabajo.

En esta instancia, la causal de despido no se relaciona con la conducta del trabajador, sino que producto de una situación que excede la mera voluntad del empleador y que lo fuerzan a poner término a contratos de trabajo.

Y así lo enfatizó la Corte Suprema en un fallo de enero de 2018 respecto a lo que constituye una necesidad de la empresa. Según informa el Diario Constitucional, la Alta Corte aclaró que al ser la legítima finalidad de una empresa la generación de utilidad, el empleador debe tomar decisiones frente a situaciones que afectan su productividad. Por tanto, toda medida que contribuya a tal aumento de productividad y continuidad del negocio es considerada necesaria ante la ley.

Entre estas razones están:

a) Racionalización o modernización de la empresa, establecimiento o servicio, tales como;

b) Racionalización o modernización, lo que incluye reducciones de costos

c) Bajas en la productividad

d) Cambios en las condiciones del mercado o de la economía.

15. Desahucio: Este es un despido libre limitado solamente a altos directivos, trabajadores de casa particular y personas con cargos de exclusiva confianza.

Artículo 163 bis:

Es la causal más reciente introducida en la regulación en 2014, que corresponde a cuando el empleador, mediante resolución judicial, es sometido a un procedimiento concursal de liquidación de sus bienes.

El liquidador designado de la empresa debe invocar esta causal. Se aplica también aún cuando se apruebe la continuación de las actividades económicas del deudor, caso en el cual el liquidador deberá celebrar los nuevos contratos de trabajo que estime necesarios para llevar adelante esta continuidad operativa.

Otras

Muerte del empleador: No provoca la extinción del vínculo inmediatamente, porque una empresa tiene la obligación patrimonial de pagar las remuneraciones. Si su dueño o propietario muere, lo herederos deben cumplir con las obligaciones.

No obstante, existe una excepción a lo señalado, y es cuando la situación específica de la actividad del empleador se considera como intuito personae, es decir, la presencia del dueño es esencial para que funcione u opere el negocio.

¿Cómo la empresa comunica el término de un contrato laboral?

El Código del Trabajo regula un conjunto de formalidades para que un empleador ponga término efectivo a la relación laboral con un trabajador.

El aviso de despido laboral debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • El empleador que ponga término al contrato por alguna de las causales de los artículos 159 o 160 debe entregar o enviar al dependiente la comunicación dentro de los 3 días hábiles siguientes al de la separación del trabajador, salvo la causal Caso Fortuito o Fuerza Mayor del artículo 159, caso en el cual el plazo es de 6 días hábiles contados de igual forma.
  • Quedar por escrito de forma personal o por correo certificado.
  • Indicar algunas de las causales de despido legales. Si la empresa indica una causal injustificada o bien es vaga para explicar la razón del despido, el trabajador desvinculado podrá iniciar un procedimiento laboral, ya sea en la Inspección del Trabajo o ante Tribunales.
  • Enviar copia a la Dirección del Trabajo correspondiente al domicilio legal de la empresa, informando:
  • Causal legal aplicada.
  • Hechos en que fundamenta el despido.
  • Monto de las indemnizaciones que pagará a su trabajador por el término del contrato si correspondiere.
  • Estado de pago en que están las imposiciones del potencial ex empleado hasta el último día del mes anterior al despido laboral.

¿Puede la empresa despedir a un trabajador por retrasos reiterados?

El retraso reiterado como causal de despido no está incluido en la ley explícitamente.

Sin embargo, según explica Chile Atiende, dado que el contrato de trabajo establece un horario de trabajo que el trabajador debe cumplir, la empresa puede estimar que al llegar atrasado reiteradamente implica que el trabajador no está cumpliendo con el contrato pactado.

Si es considerado grave, puede éste poner término al contrato aplicando la causal de incumplimiento grave a las obligaciones que impone el contrato.

Sin embargo, si el trabajador considera injustificado el despido bajo esta causal, tiene derecho a reclamar a los Tribunales de Justicia. En esta instancia, un juez evaluará los hechos y si considera que la causal es injustificada, ordenará el pago de las indemnizaciones correspondiente, aumentando la indemnización por años de servicio en 80%.

¿Cuáles cotizaciones previsionales deben estar pagadas al momento de terminar el contrato de un trabajador?

Según los artículos 162 y 177, el empleador debe informarle al trabajador por escrito el estado de pago de las cotizaciones previsionales devengadas hasta el último día del mes anterior al del despido, respecto del período trabajado, adjuntando los comprobantes que lo justifiquen de los siguientes pagos:

a) Las cotizaciones de la AFP.

b) La cotización del 7% de la remuneración imponible para salud, la que podrá ser superior en el caso de los afiliados a ISAPRE

c) La cotización para el seguro de desempleo.

¿Qué sucede si el empleador despide al trabajador sin haber dejado pagadas íntegramente sus cotizaciones previsionales?

Según estipula la ley, si el empleador no ha hecho el pago de dichas cotizaciones previsionales al momento de despedir a la persona, o hay declaraciones sin pago, éste no produce el efecto de poner término al contrato de trabajo.

Es decir, la empresa deberá seguir pagando las remuneraciones y demás prestaciones consignadas en el contrato de trabajo, todavía cuando el trabajador no siga prestando estos servicios.

Esta situación continuará hasta que pague las cotizaciones adeudadas y lo comunique al trabajador personalmente o mediante carta certificada enviada al domicilio de éste, acompañando la documentación emitida por las instituciones previsionales correspondiente, en que conste la recepción de dicho pago.

En resumen, el empleador debe pagar las cotizaciones pendientes aún después de que el trabajador deje la empresa.

Si el el empleador no informa sobre el estado de pago de las imposiciones del período indicado, incurrirá en una infracción susceptible de sanción por la Inspección del Trabajo bajo el artículo 506 sobre omitir tal información en la comunicación dada al trabajador.

La Inspección del Trabajo, a petición del trabajador o bien de oficio, puede exigir al empleador la acreditación del pago de cotizaciones previsionales al momento del despido.

Igualmente, puede exigir el pago de las cotizaciones devengadas durante el lapso comprendido entre la fecha del despido y la fecha de envío o entrega de la referida comunicación al trabajador.

¿Qué plazos tiene el empleador para despedir a un trabajador?

Los plazos varían según la causal que se aplique para el despido. En general la regla es de avisar con anticipación de 30 días, a lo menos.

No obstante, hay algunas excepciones:

a) Necesidades de la empresa o el desahucio (salvo que se pague la indemnización sustitutiva del aviso previo equivalente a 30 días de remuneración).

b) Las causales del artículo 160 (causales disciplinarias), o dentro de los 6 días hábiles siguientes de aplicarse la causal de caso fortuito o fuerza mayor del Artículo 159.

II. Finiquito

¿Qué debe hacer el empleador después de notificar a su trabajador del despido?

Tras notificar al trabajador de su despido, la empresa debe proceder a entregar el finiquito, documento mediante el cual ambas partes dejan constancia del término del contrato de trabajo y de la extinción de las obligaciones derivadas del mismo.

En el finiquito también se detallan los pagos que corresponda efectuar con motivo de dicho término, y de otros pactos que acuerden relacionados con el mismo hecho.

Según lo establece el artículo 177, el finiquito debe ser otorgado y puesto su pago a disposición del trabajador dentro de 10 días hábiles contados desde la separación de la empresa.

Idealmente, el trabajador recibe el finiquito, lo revisa y si está de acuerdo con lo que indica el documento, procede a firmarlo y llevarlo a una notaría para ratificarlo dentro de esos 10 días.

Según el inciso 1° del artículo 177, todo finiquito, renuncia, o mutuo acuerdo entre las partes deben constar por escrito.

¿Cuándo el empleador no debe entregar finiquito?

De acuerdo con mismo artículo 177, el finiquito no es necesario cuando el contrato del trabajador tiene una duración inferior a los 30 días, salvo que se prorroguen por más de 30 días o que, vencido este plazo máximo, el trabajador siga prestando servicios al empleador con conocimiento de éste.

¿Qué pasa si el trabajador no firma el finiquito o no lo ratifica ante la Inspección del Trabajo o un notario público porque está disconforme con su despido?

Si el finiquito no está firmado por el trabajador y no es ratificado por el trabajador ante la Inspección del Trabajo o notario público, no podrá ser invocado por el empleador.

Aunque ya no siga trabajando en la empresa, y todavía esté pendiente el plazo de los 10 días hábiles para la entrega del finiquito, el trabajador despedido puede interponer un reclamo si tiene alguna diferencia con los términos de su despido (causal invocada, monto de indemnizaciones u otros conceptos, Etc.).

Una vez interpuesto el reclamo ante la Dirección del Trabajo, ambas partes serán citadas a un comparendo de conciliación en que se buscará que lleguen a un acuerdo y que se otorgue el correspondiente finiquito.

¿Qué pasa si el trabajador no firma el finiquito porque no está de acuerdo con lo que indica el documento?

Si el trabajador tiene reservas sobre las acciones o derechos respecto a los beneficios contenidos en el finiquito, ya sea en cuanto a su procedencia, forma de cálculo, período de pago de las indemnizaciones o cotizaciones pendientes, etc., corresponde que la Inspección del Trabajo resuelva este reclamo.

En este caso, el ex colaborador puede incluso demandar la nulidad del despido (que no es lo mismo que la demanda por despido injustificado).

No obstante, si hay controversia sobre la emisión del finiquito mismo, debido a disconformidad con la causal de despido que originó el documento laboral en cuestión, corresponde a un Juzgado del Trabajo resolver este conflicto, según lo dispone el artículo 420, letra a) del Código del Trabajo.

III. Indemnizaciones

¿Puede un empleador negarse a pagar las indemnizaciones del trabajador porque éste no firma el finiquito?

La causa del pago es el término del contrato, no el finiquito. Por ende, es ilegal que la empresa no pague las indemnizaciones correspondientes al despido, aunque el trabajador no haya firmado.

Si la empresa no ha pagado las indemnizaciones correspondientes al décimo día hábil, puede ser objeto de una multa.

¿Qué debe incluir el monto de la indemnización legal por años de servicio?

Para determinar el monto de la indemnización legal por años de servicios y de la sustitutiva del aviso previo debe incluirse todo lo que el trabajador desvinculado estuvo percibiendo por la prestación de sus servicios al momento de terminar el contrato, incluidas las imposiciones y las regalías o especies avaluadas en dinero.

La empresa debe excluir de este cálculo las horas extraordinarias, las asignaciones familiares y los beneficios o asignaciones que se otorguen en forma esporádica o por una sola vez en el año.

En el caso de que la gratificación sea pagada mes a mes, sea la legal o convencional, debe incluirse en el cálculo de la indemnización por años de servicios. También las asignaciones de colación, movilización, de desgaste de herramientas o viáticos, si tales beneficios son pagados al dependiente en forma mensual.

El cálculo debe incluir beneficios como los cheques restaurante, la colación proporcionada por la empresa, la casa de habitación, aún cuando no están valorizadas en el contrato de trabajo.

Infórmate aquí sobre cómo calcular las indemnizaciones por despido en caso de un trabajador con sueldo variable.

¿Cuándo la empresa debe pagar las indemnizaciones?

La indemnización legal por años de servicios debe ser pagada por el empleador al otorgarse el finiquito.

A su vez, el finiquito y su pago debe quedar puesto a disposición del trabajador dentro de los 10 días hábiles siguientes a la separación del trabajador, salvo acuerdo en contrario de las partes.

¿Puede la empresa pagar la indemnización en cuotas?

El artículo 169 permite a las partes acordar el pago de la indemnización en cuotas, caso en el cual las cuotas deberán consignar los intereses y reajustes del período.

El pacto debe constar por escrito y ser ratificado sólo ante un Inspector del Trabajo. El simple incumplimiento de este acuerdo permitirá que el trabajador inmediatamente exija el total de la deuda.

¿El pago de las indemnizaciones tiene algún límite?

Según dispone el inciso 3° del artículo 172 de la ley laboral, remuneración mensual que servirá de base para el cálculo de los beneficios estará sujeta al límite de 90 unidades de fomento del último día del mes anterior al pago.

Conclusión

El despido de un trabajador es un proceso incómodo para las partes involucradas.

Sin embargo, esto no significa que deba ser un proceso mal hecho o ilegal.

El empleador debe cuidar su credibilidad e integridad cuando despide a un trabajador, para evitar cuestionamiento al procedimiento.

Por ende, es preciso que se atenga a la legislación vigente en materia de derecho laboral, cuidando que los hitos claves del despido estén correctamente implementados, ya sea al notificar la desvinculación, en el pago de cotizaciones e indemnizaciones, y en la entrega del finiquito pertinente.

4. Pasos para tramitar las visas de empleados extranjeros

Toda persona extranjera que quiera trabajar en Chile debe contar con una documentación que se lo permita. Como ya hemos visto, la visa es una autorización que se entrega por un período determinado, para residir y desarrollar las actividades que expresamente permite la ley.

Si estás pensando en contratar extranjeros, esta es la forma de realizar el proceso.

Para partir es importante tener en cuenta que existen 4 tipos de visas de residencia: la visa de Estudiante, Refugio y Asilo Político, Visa Temporaria o Visa Sujeta a Contrato. En este blog puedes revisar los diferentes requisitos para optar a cada una.

Sin embargo, la mayoría de los extranjeros llega al país con visa de Turista, que tiene una duración de 90 días y, en algunos casos, puede extenderse por 90 más. Ésta no los habilita para trabajar, sin embargo se puede mandar una solicitud especial a Extranjería o puede servir de manera transitoria hasta que la persona obtenga una visa de residencia. 

¿Cuáles son los pasos para tramitar las visas de empleados extranjeros?

1-Contrato de trabajo

Uno de los principales obstáculos para los extranjeros que quieren trabajar en Chile es el tema de la visa. Las políticas de inmigración son estrictas.

Lo primero que debes hacer si decidiste dar empleo a un extranjero es que ambas partes firmen un contrato de trabajo y lo lleven a una notaría para oficializarlo.

Además de los datos -tanto del empleado como el empleador-,  y especificaciones como la duración, jornada o cargo, la Dirección del Trabajo estipula que el contrato de trabajo para extranjeros debe asegurar algunos puntos como:

 

  • Que la remuneración del colaborador contratado se pague en Chile (en moneda oficial).
  • Que la obligación de prestar servicios  sólo pueda cumplirse cuando el trabajador haya obtenido la visa de residencia correspondiente en Chile o el permiso especial de trabajo para extranjeros con visa en trámite.
  • Que el empleador se comprometa a realizar las retenciones que correspondan y entregarlas a las instituciones previsionales y de salud, salvo que las partes se acojan a la ley N° 18.156.
  • Que el empleador se obligue a responder del pago tributario de la remuneración del trabajador extranjero (impuesto único o Global Complementario, que se aplica a sueldos superiores a 13,5 UTM).

 

Para el contrato de trabajo y pago de las cotizaciones, el extranjero deberá contar con un número RUT. Una AFP y el sistema de salud pueden otorgar uno temporal que sólo servirá para estos fines.

 

2- Documentación para la visa

Cuando el extranjero empiece a tramitar su visa de residencia, lo primero es que tenga otra visa (de turista) vigente. No debe esperar hasta que esta se venza. 

Además tendrá que contar con los siguientes documentos: fotocopia del pasaporte, contrato de trabajo notariado, fotocopia de la Tarjeta Única Migratoria (que recibió al entrar al país), el formulario de la solicitud de visa firmado y fotografía a color con nombre completo y número de pasaporte.


3-Permiso de trabajo

Luego de enviar los documentos al Departamento de Extranjería y Migración por correo, el trabajador extranjero debe esperar que le llegue una notificación. En ella se indicará si es que la solicitud fue aprobada, rechazada o requiere de mayores antecedentes. 

Si fue aprobada, debe imprimir una planilla que puede descargar de la página web del mismo organismo. Con esos papeles y su pasaporte puede pagar el permiso en cualquier banco.

Con el permiso de trabajo aprobado, la persona ya puede trabajar.


4-Estampado de la visa

A través de la página web se puede revisar el estado de la visa. En el caso de aparecer como disponible para estampado, el trabajador puede acudir a Extranjería para que su documento sea timbrado. También debe llevar todos los papeles anteriormente solicitados y la orden de giro pagada. Para este trámite se puede pedir hora.

A continuación debe registrar la visa estampada en la Policía de Investigaciones. Puede hacerlo en la oficina PDI más cercana y tiene un plazo de 30 días.


5-Pedir una cédula de identidad para residente extranjero

Para obtener una cédula de identidad, el primer paso es ir a la sede de Policía Internacional a pedir un certificado de registro. Luego podrá ir al Registro Civil a pedir su carnet. 

Para esto debe llevar el pasaporte vigente con la visa estampada y el certificado de la inscripción en el registro de Policía Internacional. Además, una fotocopia de las páginas del pasaporte donde aparece la identificación del titular, la tarjeta de registro para extranjero y por último la vigencia del pasaporte y la visa otorgada.

El funcionario del Registro Civil, le tomará una foto y registro de las huellas dactilares. La entrega de la cédula se hará en tres semanas aproximadamente.

Conclusión

Obtener una visa de residencia no es tarea fácil, pero debe llevarse a cabo. Las empresas pueden recibir multas si es que emplean a trabajadores sin autorización o documentación al día.

Evita malos ratos y busca asesoría para cumplir con todas las etapas del proceso.

 

5.Contratos comerciales: elementos claves de un contrato con proveedores

Del mismo modo que las empresas firman contratos con sus trabajadores para que realicen diferentes tipos de actividades, las compañías también firman contratos comerciales con proveedores con la finalidad de hacer crecer su negocio.

En general este tipo de contratos es bilateral. Esto quiere decir que dos partes son obligadas a cumplir las obligaciones contenidas en el contrato.

Los contratos comerciales se caracterizan por ser alianzas nacionales o internacionales donde empresas de todos los tamaños generan acuerdos con proveedores que otorgan diferentes soluciones para el negocio, como arriendo de inmuebles, infraestructura, insumos, contratación de servicios de imagen corporativa, hasta el uso de vehículos o franquicias con grandes empresas.

Por ejemplo, un contrato con un proveedor de servicios tecnológicos. El proveedor tiene que brindar los servicios ofrecidos según el contrato, y el cliente tiene que pagar el precio de dicho servicio según la forma de pago pactada.

¿Quién resulta ser más beneficiado con los contratos comerciales?

Imagina que eres dueño de una PYME de servicios de reparaciones de computadores. Los conocimientos y el staff técnico lo tienes, pero no puedes realizar ningún tipo de trabajo si no cuentas con los componentes y herramientas para reemplazar las piezas y dispositivos con fallas.

Como puedes ver en este ejemplo, tanto las empresa que contratan servicios externalizados, como los mismos proveedores que los brindan, salen ganando, reportandose beneficios para ambas partes. De lo contrario, simplemente, no habría negocio y no sería necesario firmar ningún contrato.

Cómo crear un contrato comercial estándar

Existen grandes y pequeñas empresas que ya participan en el comercio nacional e internacional, pero que aún no tienen acceso ni conocimientos de formularios de contratos que garanticen su protección.

Lo que hay que tener en cuenta, es que cada proveedor de bienes o servicios puede redactar un contrato a su manera, ya que es un asunto privado de cada empresa, por lo que no hay un formato estándar.

Los contratos comerciales tipo son claves para realizar actividades de contratación de compraventa nacional o internacional de mercaderías, insumos, distribución, proveedores de servicios externos, alianzas contractuales, asociación empresarial, contratos de agencia comercial nacional o internacional, alianza o colaboración entre las partes, contrato de manufactura, entre otros.

Según la plataforma de Licitaciones de ChileCompra, un contrato se rige por el principio de autonomía de la voluntad, según el cual, puede contratarse sobre cualquier materia no prohibida expresamente por la ley.

La autonomía de la voluntad es un elemento clave dentro de nuestra legislación, ya que - tal y como lo dice el artículo 1545 del código civil - todo contrato legalmente celebrado es ley para las partes. Esto permite que los interesado puedan pactar libremente las condiciones que regirán su relación comercial, dándole fuerza de ley a las mismas.

Importante: Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento y, cómo se dijo, las obligaciones que nacen del contrato tienen fuerza de ley. El perfeccionamiento del consentimiento se genera cuando existe una oferta y dicha oferta es aceptada por la contraparte.


contrato ejemplo

Ilustración de ChileCompra Mercado Público  [Figura]. Recuperado de https://www.mercadopublico.cl/

Los elementos básicos de un contrato comercial tipo

Si bien cada proveedor de bienes o servicios puede redactar un contrato a su manera, existen ingredientes básicos que un contrato comercial debe tener. Te los explicamos a continuación:

-Primero, un contrato comercial debe poseer los dato básicos del proveedor de bienes o servicios. Por ejemplo, nombre de la empresa, RUT comercial, dirección comercial y datos del representante legal.

-El representante legal debe ser autorizado a tener poder suficiente para suscribir contratos a nombre del cliente. Los datos básicos son nombre, apellido, RUT, teléfono y cargo.

-Debe existir una sección donde se indiquen los datos de usuario o empresa que está contratando el bien o servicio. Los datos deben ser básicamente la Razón social RUT, nombre de fantasía, giro comercial, domicilio, comuna y región.

-Luego debe haber un listado de acuerdos enumerados por escrito con todas las condiciones del contrato. Esta es la parte más importante. Leer cada punto y comprenderlo. Si existen dudas, debes preguntar al proveedor que ofrece sus bienes o servicios, ya que los malos entendidos o no leer la “letra chica” es uno de los principales motivos por los que se acaba en casos judiciales entre las partes.

-Un anexo de contrato también es relevante porque en él se indicarán los bienes o servicios ofrecidos según lo pactado, además de las tarifas y un mandato de pago automático de alguna entidad bancaria en caso de que la metodología de paso sea de esa manera.

Conclusión

La importancia de tener las cosas por escrito da la seguridad y certeza de que se está tomando un compromiso de las obligaciones de ambas partes.

Un contrato comercial bien analizado sirve también como una guía para resolver cualquier conflicto y estar protegido de cualquier percance que pueda surgir, a través de un proceso formal y detallado que solo un contrato puede lograr.

Y recordar que los modelos de contratos tipo son solamente marcos generales que deberán adaptarse a las circunstancias específicas de cada proveedor.

  

6. El paso a paso para constituir una empresa en Chile

Si estás pensando en tener tu propia empresa y ya tienes el plan de negocios listo, corresponde entonces que des el siguiente paso.

Formar la sociedad.

Estos son los pasos legales necesarios que debe dar toda persona que quiera constituir una empresa en Chile:

I. Elegir el tipo de empresa

En esta primera etapa, seleccionas el tipo de empresa que quieres constituir. Ten en consideración que hay algunos requisitos para constituir una sociedad, como el tipo de personalidad que tendrá (que define el régimen tributario que lo regulará, así como otros aspectos legales).

Básicamente, un individuo en Chile puede constituir dos tipos de empresas:

1) Empresa como persona natural

Es el tipo de empresa que puedes formar siendo individuo, por tu cuenta, sin necesidad de tener socios, y sin requerir grandes montos de capital para emprender.

En la práctica toma las siguientes formas:

Empresa unipersonal

En Chile, toda persona que realice actividades lícitas en el área industrial o mercantil es una micro o pequeña empresa (Mipyme), que es la forma de negocio más básica y sencilla que existe en Chile. También tiene sus ventajas y desventajas.

Microempresa familiar (MEF)

Es el formato de empresa que presta servicios o produce bienes usando su domicilio particular como base de operaciones. Su constitución contempla beneficios bajo la Ley de MicroEmpresa Familiar.

Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL)

La EIRL es la forma de empresa más compleja que puede formar una persona natural. Es el formato de mayor preferencia por Pymes y Mipymes.

2) Empresa como persona jurídica

Al constituir una sociedad como persona jurídica separas las aguas entre las finanzas personales y las del negocio.

Igualmente, es la empresa y no el dueño (tú) quien asume las responsabilidades legales.

Y en Chile este tipo de empresa toma las siguientes formas:

Sociedad Colectiva Comercial

Es una de las formas societarias más antiguas del mundo y más comunes.

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Es otro de los formatos de empresas favoritos de Pymes y Mipymes, según la última encuesta Longitudinal de Empresas del Ministerio de Economía (Agosto 2017), por es flexible y permite hacer diferencias entre los socios.

Sociedad en Comandita

Es una estructura algo más compleja, ya que en ella los socios pueden ser activos (administrar) y/o pasivos (sólo aportar capital). A través de esta modalidad la empresa también puede emitir acciones.

Sociedad Anónima

Es el cuarto tipo de empresa preferido por las Pymes en Chile y la primera opción de las grandes empresas.

II. Constituir la sociedad

Después de haber elegido el tipo de empresa que más se acomoda a tu necesidad de negocio, corresponde que la legalices.

Para eso debes ir a cualquier notario y solicitar una escritura de constitución, la cual, en cualquier tipo de sociedad que quieras constituir, debe contener:

  1. Nombre, RUT, nacionalidad, estado civil, domicilio, profesión y porcentaje de participación de cada uno de los socios que quieran constituir la sociedad (si es empresa de persona natural esta última parte no es necesaria).
  2. Si es una persona jurídica, el o los socios o terceros que tendrán la administración social, y en caso de ser varios los socios, si la administración se hará de forma conjunta o separada.
  3. Domicilio de la sociedad 
  4. Capital de una sociedad, forma y plazo en que cada socio hará su aporte (persona jurídica).
  5. Razón social (nombre de la sociedad) y objeto social (giro al cual la sociedad se va a dedicar de manera principal).
  6. Número de directores, de acciones, y de los integrantes del directorio provisorio. Esto es en caso de una sociedad anónima y sociedad por acciones.
  7. Si es una Sociedad Anónima, establecer si será abierta o cerrada.
  8. El nombre del administrador provisorio en el caso de que hayas elegido una SpA sin directorio.
  9. En caso de disolución, transformación social o modificación de sociedades, y para constituir corporaciones, fundaciones, cooperativas, ONG,, centros de padres u otras personas jurídicas, todos los antecedentes adicionales que se requieren para ello.

 III. Inscripción en el Registro de Comercio

Con la escritura de constitución en mano, tienes 60 días desde la notarización de este documento para dirigirte al Registro de Comercio para inscribir la sociedad.

El trámite en sí se puede hacer presencial en el Conservador de Bienes Raíces que le corresponde al domicilio de la empresa. En la página web de la Corporación Chilena de Estudios de Derecho Registral está una lista de los Conservadores de Bienes Raíces según jurisdicción.

O bien puede ser electrónico en la página web del Conservador.

Independientemente de cómo hagas el el trámite, debes presentar:
a. Dos extractos originales o copias autorizadas de la escritura del Notario 
b. Escritura de constitución de la sociedad y el Formulario Nº2, que se pide en el mismo Conservador.

 

IV. Publicación en el Diario Oficial

Una vez registrado ante el Conservador, debes gestionar que la notificación oficial de tu sociedad sea publicada en Diario Oficial dentro del plazo de los 60 días desde que se escrituró tu sociedad.

Este instructivo del DIario Oficial te explica qué debes hacer en esta etapa.

De acuerdo con el sitio web Derecho Chile, es recomendable adquirir 2 ó 3 ejemplares del del día en que aparezca tu sociedad oficializada, ya que te servirán como respaldo legal y las necesitarás para otros trámites.

 

V. Iniciación de Actividades y obtención del RUT (Rol Único Tributario)

En esta fase, si elegiste el formato de empresa con personalidad jurídica, debes gestionar la obtención del RUT de tu empresa ante el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Este RUT te identificará como contribuyente de impuestos. Como Empresa Unipersonal, Microempresa familiar o EIRL, también debes iniciar actividades y obtener un RUT.

Cuando avises inicio de actividades, debes elegir uno o varios códigos de actividad económica. Es un trámite que puedes hacer en cualquier momento del año.

Sin embargo, para obtener el RUT, sólo tienes 2 meses desde que inicias actividades.

  • Asimismo, puedes hacer este trámite en la oficina del SII que corresponde al domicilio de tu empresa

o bien en línea.

Es en esta etapa cuando eliges si tu empresa será:

Contribuyente de Primera Categoría

Contribuyente de Segunda Categoría

 

VI. Documentos Tributarios

Ahora corresponde que tu sociedad elija el tipo de documentos tributarios con los cuales pagará impuestos ante el SII.

Estos pueden ser:

  • Boletas de Honorarios
  • Factura electrónica (obligatorias a partir de 2018 para todo tipo de empresas)
  • Boletas de Venta
  • Libros Contables
  • Otros

Antes de encargar todos estos documentos a una imprenta y/o su versión digital, debes Verificar Actividad ante el SII. Infórmate más sobre este proceso aquí.

VII. Solicitud de Permisos

Ya constituida tu sociedad, escriturada, inscrita ante el Conservador y el Registro de Comercio, y existente ante los ojos del SII, corresponde entonces que pidas los permisos y patentes que permitirán a tu empresa operar.

Dependiendo de la actividad de tu empresa, cómo y dónde operarás, dependerá el número de permisos y patentes que debas tener.

Normalmente, las empresas en Chile deben solicitar algunas de las siguientes autorizaciones:

A estos se suman:

Conclusión

Como verás, son varios los pasos y etapas que todo negocio debe seguir correctamente para constituir la sociedad en Chile.

Si bien existen iniciativas del gobierno como Tu empresa en 1 Día que facilitan parte del proceso, es importante que tengas claros los documentos y trámites necesarios.

 

7. Qué hacer en caso de problemas con el arriendo de una oficina o local

 

Si estás iniciando un nuevo negocio y necesitas arrendar un nuevo local u oficina, o quieres crecer y decides cambiarte a un lugar más amplio y acondicionado que el actual, debes tomar en cuenta algunas consideraciones para no tener problemas con el arrendador.

 

Los contratos para arrendar oficinas deben cumplir con las condiciones del contrato de forma que sea posible obtener acuerdos óptimos para el arrendatario y su negocio.

 

Por lo mismo, este tipo de contratos debe ser estudiado detalladamente antes de tomar una decisión, ya que en el caso de que el arrendatario no cumpla con sus obligaciones, o viceversa,  el contrato es el único respaldo que puede proteger los derechos del arrendador.

 

Los 5 problemas más comunes al momento de arrendar una oficina

 

Antes de arrendar una oficina es importante contar con la asesoría de un experto en asuntos inmobiliarios que cuente con la experiencia necesaria, ya que pasará a ser un elemento clave al momento de negociar el precio con los propietarios.

 

Entre las funciones de un abogado o agente inmobiliario destacan:

 

-Poseer conocimientos avanzados en impuestos relacionados con la vivienda.

-Capacidad de redactar contratos de compraventa y arriendo de inmuebles.

-Conocimiento absoluto sobre derechos y obligaciones de comunidades de propietarios.

-Ley de arrendamientos urbanos (Ley N° 18.101): saber qué es legal y qué no.

 

Ahora revisaremos los errores más comunes al momento de firmar contratos para arrendar oficinas o locales.

 

1.- Hacer un contrato de palabra: es habitual que a veces surjan oportunidades de arriendos de oficinas o locales con amigos o conocidos, por lo que no se considera relevante firmar un contrato físico.

Si bien la legislación chilena no obliga a escribir el contrato, saltar este paso puede ser un grave error. Lo más recomendable es que el contrato quede por escrito, principalmente tener un respaldo en caso de conflictos con el arrendador y probar ante tribunales los casos de incumplimientos.

Al firmar un contrato ante notario, el arrendatario contará con elementos claves, como el valor de la renta, la forma de reajuste, la duración del contrato y todas las cláusulas que ambas establezcan.

 

2.- Firmar sin leer: leer nuevamente el contrato antes de firmar es esencial, ya que se podría haber cambiado alguna disposición de último minuto, o incluso el contrato podría ser otro.

Este problema surge por el error del arrendatario de asumir que las cláusulas incluidas son las mismas que se habían acordado de antemano.

Para evitar malos ratos en el futuro, procura siempre leer y releer lo que firmas, tomándote al menos 30 minutos que pueden ahorrar horas de posterior trabajo y estrés tratando de resolver  problemas legales a causa de una firma sin conocimiento.

Leer con cuidado y atención el contrato, especialmente la letra chica, puede evitar grandes problemas futuros.  En caso de dudas o desacuerdos, lo más recomendable es consultarlo con el arrendador e intentar llegar a acuerdos que beneficien a ambas partes.

También es recomendable incluir la firma en absolutamente todas las hojas y anexos que aparecen en el contrato, y no solo en el primero o en el último. Esto para evitar que luego se introduzcan cláusulas o se eliminen partes que perjudiquen al arrendatario.

 

3.- Cuándo dar término al contrato de arriendo: imaginemos que has firmado un contrato de arriendo, llegas al inmueble y te das cuenta que la oficina no tiene factibilidad para instalar internet.

Esto te genera un gran problema porque toda empresa necesita contar con conexión a internet, por lo que decides hablar con el arrendador para poner término al contrato.

El arrendador te dice que no es posible cortar el contrato porque se firmó como arriendo a plazo fijo, por lo que la única opción es esperar que se cumpla el plazo o ir tribunales.

En caso de que surjan problemas con el arrendador, solo existen 3 posibilidades para dar término al contrato de arriendo: una es esperar a que se cumpla el plazo, la otra es por medio de una carta de desahucio, donde se comunica la intención de no proseguir con el contrato, y la otra es la vía judicial.

Para dar término a un contrato vía plazo es necesario que el contrato de arriendo sea a plazo fijo, como lo explicamos en el ejemplo anterior. Si se firmó un contrato que se renueva automáticamente cada mes, la carta de desahucio es suficiente para darle término.

 

4.- No negociar lo suficiente: para poder negociar, lo más recomendable es hacerlo con la ayuda de un abogado o agente inmobiliario, ya que ellos poseen conocimientos sobre los valores del mercado y otros aspectos relacionados.

Por ejemplo, si el cobro del arriendo fijo es por dos años, pero el arrendatario tiene proyección de quedarse en dicha oficina los próximos 7 años, puede negociar con el arrendador para llegar a un acuerdo de reducción de costo de renta mensual, pero con la certeza de que el arrendatario ocupará el inmueble por un tiempo considerable.

La nula producción de nuevas oficinas y una demanda exigente del mercado, ha provocado que Santiago obtuviera la tasa de disponibilidad en arriendo más baja de Latinoamérica en 2017, según estudio realizado por la consultora Newmark Knight Frank.

 

“Santiago registra un valor promedio por metro cuadrado de US$24,32, ligeramente superior al promedio de la región (US$22,94)”

 

Por esta alta demanda de arriendos de oficinas, es importante negociar, ya que de este modo podemos llegar a un acuerdo de ambas partes sin que el arrendatario resulte perjudicado por un cobro más alto que del promedio del mercado.

No olvides también solicitar un inventario físico detallado o lista de las condiciones del inmueble, desde asuntos físicos, como el estado del piso, ventanas, techo, paredes, puertas, habitaciones, cocina, baño, agua, luz, bodega, aire acondicionado, hasta aspectos que muchas veces se nos pueden olvidar, como la factibilidad de conectar internet y línea telefónica, además de chequear y qué proveedores de internet hay disponibles para la zona o edificio.

Si hay daños existentes, es importante documentarlos. Por eso se sugiere visitar la oficina antes de firmar el contrato de arriendo. Ve a la oficina y anota todos los daños que pueda tener, ya que de lo contrario deberás probar con el arrendador que no fueron de carga tuya.

Considera también que si piensas hacer modificaciones en el inmueble para mejorarlo, consulta antes de firmar si pueden ser tomados por cuenta del arrendador.

Recuerda que arrendar una oficina puede ser el comienzo de un sueño, pero también puede transformarse en una pesadilla si no se toman en cuenta los aspectos anteriormente relacionados.

 

8. Estos son los 4 pasos para registrar una marca

 

Cuando comienzas a darle forma a tu proyecto y lo transformas en un negocio, una etapa clave es asignarle nombre y logo. Luego, lo que debes hacer es registrarlos. ¿Sabes por qué?


En palabras simples: porque mientras no lo hagas, la marca no será formalmente tuya y otra persona puede solicitarla. Si la registras, además de “bloquear” a cualquier empresa del mismo rubro para que use un nombre o logo idéntico o incluso similar, podrás impedir que la usen sin tu consentimiento.

El Instituto Nacional de Propiedad Industrial del Gobierno de Chile -organismo a cargo de proteger la propiedad industrial- considera tres etapas para registrar una marca comercial en el país:

 

-Ingreso y examen de forma de la solicitud
-Trámite de la publicación del extracto en el Diario Oficial
-Examen de fondo de la solicitud



Por lo general, este proceso de inscripción lo puede hacer cualquier persona. Sin embargo, necesitarás ayuda legal en caso que la marca no cumpla con todos los requisitos solicitados y debas contestar observaciones del INAPI, si otra marca inscrita previamente declara verse afectada por la tuya o si la INAPI rechaza tu solicitud de registro.



Estos son los documentos que necesitas para hacer el trámite:


-Formulario de solicitud firmado y llenado con letra mecanografiada

-En caso de hacer la solicitud a través de un representante, éste debe llevar un poder notarial

-Orden de pago

-En caso de presentar solicitudes de marcas comerciales con etiquetas, debes llevar varias copias con ciertas especificaciones que puedes revisar en esta página web de INAPI.


-Poderes correspondientes a través de correo certificado, indicando la solicitud, marca, fecha de presentación e identificación del titular, además del representante (sólo si realiza el trámite por internet).


Estos son los pasos a seguir para registrar una marca:



1- Corroborar si puedes usar el nombre:

Antes de asumir el nombre de tu negocio como el definitivo, preocúpate de revisar que no esté ocupado. Para estar seguro que está libre y puedes usarlo, revisa en este link.

2-Presentar la solicitud:

Puedes hacer este paso de forma presencial u online (modalidad bajo la cual deberás estar registrado previamente). En ambos casos tienes que pagar un derecho inicial.

Hay varios tipos de formularios que permiten distinguir una marca. Por ejemplo, de productos, servicios, establecimiento comercial, establecimiento industrial, frase de propaganda, indicación geográfica o denominación de origen, marcas colectivas y de certificación. Elígelo con cuidado.

3-Revisión de la solicitud
En esta etapa solo debes esperar que se haga un examen formal de tu solicitud. Los resultados pueden ser aceptada, observada o rechazada.

4-Publicación del registro de marca
Si la solicitud es aceptada, ésta debe ser publicada en el Diario Oficial en un plazo de 20 días hábiles. Desde el día de su publicación, empieza a correr otro plazo de 30 hábiles para que alguien se oponga a este registro.

5-Resolución definitiva
Es la última etapa y en la que el Director de la INAPI se pronuncia. Si la solicitud es aceptada, debes pagar y acreditar el pago de derechos definitivos dentro de los próximos 60 días (esto, a partir de que se notifica la resolución). Y si es rechazada, puede apelar ante el Tribunal de Propiedad Industrial.

 

9.Los 5 típicos errores que los socios cometen al constituir una empresa

 

Hoy en día es más sencillo constituir una empresa en Chile.

Gracias a iniciativas de fomento al emprendimiento tanto públicas como privadas y a facilidades del gobierno como Tu Empresa en un Día y Escritorio Empresa, cada vez más personas están tomando la importante decisión de tener su propio negocio.

 

Sin embargo, la empresa puede fracasar incluso antes de siquiera constituirse si su socio o socios caen en estas malas prácticas, que son muy comunes:

 

1. Sus diferencias de opinión demoran la escritura

 

Redactar la escritura que dará vida a la empresa puede ser rápido y fácil si es una estructura societaria simple, o bien demorar un poco más si se trata de una sociedad más compleja.

No obstante, el proceso puede volverse engorroso si no hay acuerdos entre los socios, aún contando con una asesoría legal especializada. Basta que un socio no esté de acuerdo para ponerla en pausa.

Por lo mismo, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) aconseja a los futuros socios de una empresa destinar un tiempo razonable a esta etapa del proceso, con el apoyo de un abogado. En particular, recomienda suponer conflictos y situaciones por muy poco probables que parezcan y definir las participaciones y actividades de cada socio, para así evitar potenciales vacíos que sean perjudiciales en el futuro.

 

2. Discuten por quién paga los gastos de constitución

 

La CCS también precisa que los costos asociados a la redacción y legalización de la escritura ante notario, puede generar problemas o desavenencias entre las partes.

Los gastos del abogado y de la notaría dependerán del tipo de sociedad, la complejidad de la misma y de su capital inicial. Asimismo, si todos los socios deciden prorratear de forma equitativa estos gastos, deberán decidir el formato de entrega más idóneo de estos fondos.

 

3. Dejan para último la elección del Representante Legal

 

La figura del Representante Legal toma protagonismo cuando se realiza la inscripción de la nueva empresa ante el Registro de Comercio en la oficina del Conservador de Bienes Raíces correspondientes al domicilio de la sociedad.

No obstante su relevancia, muchas veces los socios dejan este paso para el último; eligiendo la persona contra el tiempo.

Los socios seleccionan alguien entre ellos o un tercero que cumpla este papel. Independientemente del cómo, los socios deben asegurarse de que esta persona cumpla con los requisitos legales mínimos y que sea una persona confiable, dado que representará la toma de decisiones y será responsable legalmente en materia tributaria y judicial.

Es quien también podrá realizar todos los trámites de constitución de empresa posteriores a su registro comercial, como publicación en el Diario Oficial, Inicio de Actividades, y la emisión y firma de Documentos Tributarios, Legalización como Contribuyente ante el SII, y la solicitud de los permisos para obtener la Patente Comercial.

Asimismo, estará a cargo de temas operativos como los trámites básicos establecidos bajo el Código del Trabajo, la Inscripción de la Marca, Trámites Bancarios, entre otros.

 

4. No asignan responsabilidades según capital aportado

 

Es el error más común que cometen los socios de una nueva empresa. Qué responsabilidad comercial o civil tendrá cada socio en la sociedad. Que un socio aporte más o menos capital no significa que tenga derechos o deberes diferentes, necesariamente. Este último punto es de especial importancia cuando la representación funciona a través de acciones.

Si bien la escritura pública de la empresa definirá las responsabilidades sociales de cada miembro, es conveniente realizar un escrito notariado adicional que profundice esta asignación de derechos y deberes. Sobre todo cuando ocurran situaciones como:

 

  • Muerte, enfermedad o accidente invalidante de un socio
  • Fraude o robo cometido por un socio
  • Retiro de un socio
  • Ingreso de nuevo socio
  • Disolución de la sociedad por mutuo acuerdo
  • Sobreendeudamiento que resulte en la reorganización o quiebra de la empresa

 

5. Olvidan registrar la marca

 

La marca comercial de un producto o servicio le da derecho exclusivo y excluyente a su dueño para utilizarla. Al no hacer este trámite, los socios están dejando en manos de terceros posibles usos y abusos, cuyos efectos legales sufrirán ellos después; registrar la marca comercial otorga protección jurídica, explica el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI).

 

 

Conclusión

 

Como ves, el espectro de los riesgos legales que emanan de la operación de una Pyme es amplio. 

Usa esta guía para hacerte una idea de tus opciones en caso de que uno de ellos se materialice. Y si el problema requiere asesoría profesional, no dudes en contactarnos.