misabogados December 17, 2014 Derecho de Familia, Divorcio, participación gananciales, Liquidación de sociedad conyugal

Regímenes patrimoniales en el matrimonio

Regímenes matrimoniales,

En este artículo hablaremos acerca de los diferentes regímenes patrimoniales que puede elegir al momento de casarse.

(Ver más en ¿Qué régimen me conviene para casarme?patrimonio reservado de la mujer, demanda de divorcio.)

Qué son los regímenes patrimoniales en el matrimonio

El régimen patrimonial corresponde a las reglas legales a las que se van a someter las partes de un matrimonio, respecto de su economía, es decir, de sus bienes.

Tipos de regímenes patrimoniales en el matrimonio:

Nuestra ley contempla 3 tipos de regímenes patrimoniales en el matrimonio:

- Sociedad conyugal: En este régimen, el patrimonio del marido y la mujer forman uno solo, común para ambos, que es administrado por el marido. Esto incluye tanto el patrimonio que cada uno tenía antes de casarse como lo que adquieran durante la unión
- Separación total de bienes: En este régimen el patrimonio de cada cónyuge y su administración se mantienen separados antes y durante el matrimonio. Es decir, “lo que es mío es mío y lo que es tuyo es tuyo”.
- Participación en los gananciales: En este régimen el patrimonio de cada cónyuge y su administración también se mantienen por separado, sin embargo, si es que deciden divorciarse, se verá el patrimonio de cada cónyuge, y aquel que haya adquirido mayor cantidad de bienes deberá compensar al que obtuvo menos.

Régimen patrimonial en el matrimonio celebrado en el extranjero

En el caso de parejas casadas en el extranjero, se entienden que su régimen patrimonial en el matrimonio será el de régimen de separación total de bienes en nuestro país, salvo que cuando inscriban su matrimonio en el Registro Civil chileno pacten el régimen de sociedad conyugal o participación en los gananciales.

Cambio de régimen patrimonial en el matrimonio

Durante el matrimonio, el régimen de sociedad conyugal puede ser sustituido por el de participación en los gananciales o por el de separación total. También puede substituirse la separación total por participación en los gananciales y viceversa. Excepcionalmente, la mujer puede demandar pasar a separación judicial de bienes si el marido ha incurrido en conductas como abandono del hogar, insolvencia o no auxiliar al cónyuge.

Dueño de los bienes de la sociedad conyugal

La sociedad conyugal es dueña de los bienes que ingresan a ella. No obstante, es posible que la mujer tenga un patrimonio propio, fuera de la sociedad, administrado por ella y que corresponde a lo obtenido como fruto de su trabajo o profesión (es lo que se llama “patrimonio reservado”). El resto de los bienes son administrados exclusivamente por el marido, quien, sin embargo, necesitará la autorización de la mujer para realizar determinados actos, como por ejemplo constituir una hipoteca sobre ciertos bienes raíces.

Forma de disolver una sociedad conyugal

Una sociedad conyugal se disolverá por sentencia de divorcio, nulidad o separación de bienes, por muerte de uno de los cónyuges o por cambio a otro sistema patrimonial, entre otros.

Efecto que se produce al disolverse una sociedad conyugal

Se produce una comunidad entre los cónyuges, o entre el cónyuge sobreviviente (en el caso que la sociedad conyugal se haya disuelto por muerte ya sea del marido o de la mujer) y los herederos del otro, quienes pueden pedir la liquidación de la sociedad conyugal. En la liquidación deberán descontarse determinados bienes y dividirse por mitades los bienes que queden a título de gananciales.

Efecto en los bienes en caso de término de matrimonio en que se pactó separación total de bienes

Si se termina un matrimonio en que se pactó separación total de bienes, el efecto que se producen respecto de los bienes de cada uno son que cada cual se quedará con su propio patrimonio, es decir con lo que cada uno adquirió antes y durante el matrimonio.

Efecto en los bienes en caso de término de matrimonio en que se pactó participación en los gananciales

Si se termina un matrimonio en que las partes pactaron participación en los gananciales, deberán calcularse las ganancias que cada uno obtuvo durante el matrimonio, como dineros, bienes o propiedades que no eran parte del “patrimonio de soltero”. Aquel cónyuge que tenga más ganancias debe dar al otro la mitad de la diferencia entre ambos.

Repartición de los bienes cuando se termina un matrimonio en sociedad conyugal o participación en los gananciales.

Para repartir los bienes tales como propiedades, casas y autos, en este tipo de matrimonio, habrá que valorizar los bienes, tarea que puede hacerse de común acuerdo o por orden de un juez. Así, cada uno puede adjudicarse bienes de acuerdo a su valor monetario, aunque también es posible liquidar los bienes para repartir el dinero que se obtenga a raíz de su venta.

Destino del patrimonio reservado de la mujer en caso de divorcio

Al tener la mujer un patrimonio separado de la sociedad conyugal, al momento del término de ésta tiene dos opciones: incluir su patrimonio reservado al de la sociedad para luego hacer la repartición de bienes, o mantenerlo excluido, en cuyo caso debe renunciar a los gananciales, es decir, a lo que haya crecido el patrimonio común mientras duró el régimen.

Para tener más información y ayuda de un profesional respecto al régimen patrimonial que quiere tener en su matrimonio diríjase a MisAbogados.com y www.encuentrolegal.cl

Palabras clave: Derecho de Familia, Divorcio, participación gananciales, Liquidación de sociedad conyugal

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME