misabogados November 24, 2014 Tributario

¿Qué es la renta atribuida en la reforma tributaria?

Renta atribuida

El Instituto Chileno de Derecho Tributario, creó un informe constitucional,  sobre el Proyecto de Ley de Reforma Tributaria, donde se sostiene que el sistema de renta atribuida creado, vulneraría los principios de igualdad y capacidad contributiva y el principio de legalidad y hecho gravado. Conozca en este articulo que significa esto.

(Véase más en reforma tributaria)

¿DE QUÉ TRATA LA RENTA ATRIBUIDA EN LA REFORMA TRIBUTARIA?

El Proyecto de Ley sobre Reforma Tributaria sustituye completamente el artículo 14 de la Ley sobre Impuesto a la Renta (“LIR”) eliminando el registro de Fondo de Utilidades Tributables y dando paso al denominado Registro de Utilidades Atribuibles (“RUA”). En este nuevo registro se incorpora el concepto de “renta atribuida”, que hace tributar a los contribuyentes de los impuestos finales sobre la base de renta devengada.

De esta forma, el RUA señala que los contribuyentes del impuesto Global Complementario o Impuesto Adicional deberán tributar por todas aquellas rentas que le sean atribuidas desde sus respectivas sociedades, y por todos los retiros, remesas o distribuciones que se les efectúen éstos en el mismo ejercicio comercial.

Además, en el caso de que la sociedad sea a su vez socia o accionista de otra sociedad, las rentas propias de la segunda deberán ser atribuidas a la primera, y así sucesivamente, hasta que estas rentas sean atribuidas al contribuyente del impuesto Global Complementario o Adicional. Como consecuencia de lo anterior, los contribuyentes de los impuestos finales deberán tributar por las rentas atribuidas desde sus sociedades de forma directa, o bien, que le sean atribuidas indirectamente desde las filiales, en la misma proporción que se haya establecido en el estatuto social.

El propio artículo 14 de la LIR establece los montos que deberán ser considerados como rentas “atribuibles” para efecto de aplicarles los impuestos finales. De esta misma forma, establece que el RUA deberá estar compuesto por las siguientes partidas:

a. Rentas Atribuidas Propias: Corresponden a las rentas gravadas o exentas del impuesto de Primera Categoría de la propia sociedad y afectas a los impuestos Global Complementario o impuesto Adicional. Se debe indicar la persona que se le haya atribuido dicha renta y en la proporción en que ésta se efectuó;

b. Rentas Atribuidas de Terceros: Corresponden a las rentas atribuidas a la sociedad cuando ésta sea a su vez participe de otra sociedad, siempre y cuando no sean estas rentas absorbidas por las pérdidas tributarias. Se debe indicar a la persona que se le haya atribuido dicha renta y en la proporción en que ésta se efectuó, además de identificar a la sociedad desde la cual se haya atribuido esta renta;

c. Rentas Exentas e Ingresos No Constitutivos de Renta: Corresponden a las rentas exentas del impuesto Global Complementario o impuesto Adicional y a los ingresos no constitutivos de renta que haya obtenido la sociedad y la que haya obtenido de terceros.

d. Diferencias Temporales entre las Utilidades Tributarias y Utilidades Financieras: Corresponden a aquellos montos que inciden en que las utilidades financieras difieran de las tributarias, en cuanto estos montos sean retirados, remesados o distribuidos por corresponder a flujos efectivos.

e. Retiros, Remesas o Distribuciones efectuadas desde la Empresa, Establecimiento Permanente o Sociedad: Corresponden a los montos retirados, remesados o distribuidos a los socios o accionistas de la sociedad durante el ejercicio. Además, deberá registrarse en este mismo registro pero en una columna separada, aquellas utilidades financieras retiradas, remesadas o distribuidas que excedan de las tributarias.

Al momento de que las sociedades atribuyan las rentas a sus socios o accionistas, deberán retener un impuesto con tasa del 10% sobre el total de las rentas atribuidas. Este impuesto de retención es una provisión con cargo a los impuestos finales de los contribuyentes. Sin embargo, no deberán realizar esta retención aquellas sociedades cuyos socios o accionistas sean personas naturales. Lo anterior se debe a que estas personas naturales se le aplicarán los impuestos finales, pudiendo imputar como crédito el impuesto de Primera Categoría pagado por la sociedad que atribuyó la renta.

En lo relativo a las pérdidas tributarias, éstas podrán ser absorbidas por las utilidades tributarias propias de la sociedad o por las que obtenga de otras sociedades. En este sentido, si es que las utilidades provenientes de terceros son completamente absorbidas, éstas no se entenderán atribuidas. Se tendrá derecho a devolución, por los impuestos pagados ante las utilidades del ejercicio que hayan sido absorbidas por las pérdidas tributarias. Estas modificaciones tendrán aplicación a partir del año comercial 2017.

¿POR QUÉ SERÍA INCONSTITUCIONAL LA RENTA ATRIBUIDA?

1.     Vulneración al principio de legalidad y hecho gravado: Va en contra de nuestro ordenamiento jurídico que la renta que obtiene una persona jurídica deba pagar impuesto en las personas naturales. En esta situación se identifican 2 contribuyentes separados, la persona jurídica y la persona natural o no residente.

De acuerdo al Artículo 8 N°5 del Código Tributario, se entiende por contribuyente, las personas naturales y jurídicas, o los administradores y tenedores de bienes ajenos afectados por impuestos.

El hecho gravado recae en la empresa y no en su dueño, socio o accionista. En este contexto, la ley tributaria no puede afectar con impuesto en las personas naturales rentas que pertenecen a las personas jurídicas o sociedades, constituyendo un tributo o impuesto sin hecho gravado en la persona natural. De esta manera se infringe las garantías constitucionales del principio de legalidad, pues no hay hecho gravado que haga responsable al contribuyente y el principio de igualdad contributiva, pues no existe renta que obligue al contribuyente a pagar.

2.     Vulneración al principio de igualdad y capacidad contributiva: La capacidad contributiva en nuestra Constitución (reconocida por el Tribunal Constitucional Chileno), está dada en que el tributo debe ser en proporción a las rentas o progresión o forma que fije la ley. Por lo mismo, no puede haber impuesto sin renta, como no puede haber proporción ni progresión sin renta de acuerdo a la Constitución. De este modo, no puede existir impuesto sin el hecho económico renta del contribuyente, en la forma que establezca la Ley, por mandato constitucional.

Por tanto, debe haber una relación entre el hecho gravado y el contribuyente, que de origen a la obligación tributaria. No puede ser una mera ficción legal como lo intenta la ley al indicar el criterio de la atribución, puesto que no se ha devengado, no se tiene título o derecho no sujeto a condición, solo existe una mera expectativa o derecho eventual. Al existir un impuesto sobre una renta ante la cual no se tiene título o derecho, sino que una mera expectativa o derecho eventual, existe una infracción a la garantía constitucional de igualdad y capacidad contributiva.


 

Si necesitas asesoría jurídica sobre la reforma tributaria, consigue un abogado en MisAbogados.com.

Palabras clave: Tributario

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME