¿En qué consiste el contrato de factoring?

Factoring

Al igual que el contrato de leasing, el contrato de factoring es una institución de tipo comercial, originada en Estados Unidos y que se ha ido extendiendo su práctica en los distintos países del mundo. Sepa más sobre este contrato en el artículo de hoy.

(Véase más en qué es el contrato de leasing).

¿En qué consiste el contrato de factoring?

Este tipo de contrato consiste en que una empresa denominada “factor”, adquiere para sí todos los créditos que de una empresa comercial, de una determinada categoría de operaciones o de forma general,  que tenga en contra de sus clientes, asumiendo el “factor” el riesgo de la solvencia de los deudores, es decir, el riesgo de que los deudores no paguen.

Para que la empresa “factor” cumpla sus funciones, debe recibir de la empresa comercial todas las facturas y documentos que instrumentalicen el crédito y subrogarse en los derechos de la empresa cedente, con la única y exclusiva finalidad de cobrar los créditos adquiridos.

De esta forma, la empresa “factor” lo que hace es anticipar a la empresa cedente de los créditos el valor de los créditos recibidos, previa deducción de un porcentaje convenido por la gestión del cobro, los gastos de financiamiento y su utilidad, cobrando y percibiendo de los clientes de la empresa los créditos.

En caso que los créditos cedidos no sean reales, la empresa “factor” puede repetir en contra de la empresa cedente el monto de dinero que se le anticipó sin causa. En otras palabras, si los créditos no son reales, el "factor" puede cobrarle a la empresa cedente los créditos que le pagó al hacer la cesión.

A partir de lo explicado acerca del funcionamiento del factoring, surgen tres beneficios para la empresa cedente:

1. La empresa cedente no debe tener una sección de cobranzas.

2. La empresa cedente se asegura el riesgo de la solvencia de sus deudores.

3. La empresa cedente establece una especie de auto financiamiento.

En resumidas cuentas, el factoring podría entenderse como un contrato innominado, puesto que no figura dentro de los contratos que contempla nuestra legislación, pero plenamente válido, en virtud del principio de la autonomía de la voluntad para contratar, regido por las normas legales que nuestra propia legislación contempla para cada figura jurídica y operación llevada a cabo dentro de este contrato.

Si necesita mayor asesoría jurídica acerca del contrato de factoring y su funcionamiento, en MisAbogados.com, llene el formulario y póngase en contacto con un abogado especialista en el tema.

Palabras clave: leasing, Derecho Comercial, Cobranza, Contrato de servicio

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME