¿Ante qué obligaciones debo firmar un contrato?

obligaciones-para-firmar-un

Hay un famoso dicho que dice “Quien trata y contrata, a cumplir se ata.” Pero, ¿cómo podemos obligarnos a cumplir algo que no consta en ningún lado? Esto es uno de los dilemas más grandes de las relaciones entre personas, ¿Cuándo ponerlo por escrito? Aquí te diremos cuándo debes poner las cosas por escrito y cuándo, siendo opcional, te conviene ponerlo igual.

¿Qué tipos de contratos existen?

Primero, hay que diferenciar que tipos de contratos hay en nuestro derecho para que sepas cuándo debes poner uno por escrito.

Hay varios tipos de contratos, pero para estos efectos nos interesa principalmente la clasificación que respecta desde el perfeccionamiento, es decir, desde cuando el contrato se entiende perfecto y empieza a hacer efecto.

Aquí tendremos:

  1. Real: el contrato es real cuando se necesita para su validez la tradición de la cosa.
  2. Solemne: cuando se requiere que se cumplan ciertas formalidades establecidas en la ley.
  3. Consensual: cuando se perfecciona por el solo consentimiento de las partes.

¿Cuál es la regla general de los contratos?

En nuestro derecho la regla general de los contratos es que sean consensuales, es decir, que se perfeccionen solamente por el consentimiento de las partes, por decir, “si, te arriendo mi casa” y otro decir “ya, acepto” listo, básicamente se perfeccionó una relación que a simple vista podría ser un arrendamiento.

La excepción son los contratos solemnes, pues son pocos casos en que la ley obliga cumplir ciertos requisitos para contratar. Es el caso de los inmuebles, donde se requiere la inscripción para que se encuentren perfectos.

¿Por qué tengo que firmar un contrato?

Como en general los contratos son consensuales, no estás casi nunca obligado a firmar uno, pero siempre es recomendable, algunas de las razones para esto son:

  1. Medios de prueba, es mucho más fácil acreditar que se ha incumplido una obligación o cualquier situación si es que tiene sin contrato escrito que claramente delimitara deberes y derechos
  2. Algunas presunciones: Si no hay contrato muchas veces la ley establece presunciones para salvar lo no dicho, y esto en general hace que te sea más difícil acreditar ciertas situaciones
  3. Prescripción: Ya que si hay contrato hay fecha cierta respecto de cuando opera la prescripción extintiva o adquisitiva

Hay muchas más razones, pero es aconsejable tener todo por escrito, por eso si quieres ayuda redactando algun tipo de contrato, visita Misabogados.com y te pondremos en contacto con un abogado ideal para ti.

Palabras clave: Compraventa de Inmuebles, Contrato de servicio

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME