Contrato de servicio doméstico

trabajador-casa-particular

El nombre puede sonar extraño pero este tipo de contrato no es más que el de trabajadores de casa particular, el cual hace muy poco sufrió grandes modificaciones. Por eso si estás pensando en contratar a alguien para que trabaje en tu casa en el servicio doméstico, debes tener muy claro las siguientes disposiciones.

¿Qué es un 'trabajador de casa particular'?

Son aquellas personas que se dedican en forma continua, sea a jornada completa o parcial, al servicio doméstico de una familia o de una o más personas, en trabajos de aseo o de asistencia propios del hogar. También se sujetan a estas disposiciones especiales las personas dedicadas a atender personas con necesidades especiales de asistencia y choferes.

¿Debo firmar un contrato con un trabajador de casa particular?

Si, este es de aquellos contratos que exigen que exista un documento escrito, para que las condiciones de trabajo de todo tipo de trabajador (servicios, remuneraciones, horarios, etc.) queden estipuladas. Incluso si quien quieres contratar va a trabajar sólo algunas horas a la semana. Estás obligado y como trabajador debes exigir que se registre el contrato firmado por ambas partes dentro de los quince días siguientes a su celebración en una oficina de la Inspección del Trabajo correspondiente al domicilio en que se efectuará la labor o en el sitio web de esa entidad.

¿Hay extensiones de la jornada de trabajo en caso de contratar trabajadoras o trabajadores puertas afuera?

La jornada de este tipo de trabajador de casa particular que no vivan en la casa del empleador está sujeta a las siguientes reglas:

  1. No podrá exceder de cuarenta y cinco horas semanales.
  2. Se podrá distribuir hasta en un máximo de seis días.
  3. Se les considerará al menos media hora como horario de colación.

¿Qué pasa si voy a trabajar puertas adentro?

En este caso no tendrás horarios definidos, pero debes tener un descanso absoluto mínimo de doce horas, el cual se va a dividir de la siguiente manera: nueve horas entre el fin de una jornada y el inicio de la siguiente, y tres horas durante la jornada de trabajo, incluyéndose en ellas los tiempos para comidas. Tienes, además, derecho a descanso semanal los días domingo.
Además, tienes derecho a descanso los días sábado, los cuales, de común acuerdo, podrán acumularse, fraccionarse o intercambiarse por otros días de la semana. Si se acumulan, se los deben otorgar dentro del mismo mes calendario y no se pueden cambiar por dinero. Tienen derecho a descanso todos los días que la ley declare festivos. No obstante, las partes, con anterioridad a ellos, podrán pactar por escrito que el descanso se efectúe en un día distinto que no podrá fijarse más allá de los noventa días siguientes al respectivo festivo.

Si necesitas ayuda para confeccionar el contrato de servicio doméstico, o si eres trabajador de casa particular y estas normas no se están cumpliendo visita Misabogados.com y te contactaremos con un abogado que te ayudara.

Palabras clave: Asesoría laboral, Consultoria General

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME