MisAbogados.com January 07, 2016 Cobranza, Asesoría laboral

Cobro de remuneraciones y prestaciones adeudadas por mi empleador

Cobro de prestaciones y remuneraciones adeudadas

En este artículo te explicaremos en qué consiste el cobro de remuneraciones y las prestaciones adeudadas por tu empleador, y te señalaremos en qué casos procede y cuándo es recomendable que lo hagas.

También puede interesarte: Sueldo mínimo, sueldo base y semana corrida

Primero, ¿en qué casos puedo cobrar las prestaciones y las remuneraciones adeudadas?

Puedes cobrar las prestaciones y las remuneraciones adeudadas en el caso de que a ti, como trabajador, te deban cierta cantidad de dinero que debían pagarte en virtud del vínculo contractual, sea que la relación laboral que tenías haya finalizado, o bien, se encuentre vigente y sigas trabajando. Esto incluye un cobro por las prestaciones y las remuneraciones, por las horas extras, las vacaciones, etc.

Segundo, ¿qué ocurre si mi relación laboral está vigente y la empresa no cumple con las obligaciones correspondientes?

En caso de que tu empleador no te pague el sueldo, las cotizaciones u otras obligaciones correspondientes, puedes recurrir al auto despido o despido indirecto, y a través de esa vía obtener el pago de lo que se te debe más lo que fije o determine el tribunal en su oportunidad.

Tercero, ¿cuándo prescriben los derechos laborales?

Los derechos laborales tienen un plazo de prescripción de dos años a contar de que estos se hicieron exigibles, cuando el contrato se encuentra vigente. Sin embargo, en el caso de que tu contrato de trabajo haya terminado, debes interponer tu acción para exigir el cumplimiento de los derechos que te corresponden, dentro de un plazo de seis meses a partir de la terminación de los servicios (sin perjuicio de lo señalado los derechos prescriben igualmente en el plazo de dos años a partir de que éstos se hicieron exigibles).

En cuanto a las prestaciones adeudadas, ¿cuándo prescribe el cobro de las horas extraordinarias?

El derecho al cobro de las horas extraordinarias tiene un plazo de prescripción de nada más que seis meses a contar de la fecha en que éstas debieron ser pagadas.

Es importante que a la hora de cobrar las remuneraciones y las prestaciones adeudadas, tengas presente que la prescripción no cobra importancia, si quien la tiene a su favor, no la alega (en este caso, tu empleador), por lo tanto, mientras tu empleador no oponga la excepción de prescripción frente al tribunal, tú puedes seguir ejerciendo tu derecho en los tribunales, pues tu empleador podría pagar la deuda aun habiendo prescrito, en virtud de la obligación natural que causa la legítima retención de lo pagado.

Si tienes dudas sobre el cobro de remuneraciones y prestaciones adeudadas, contáctanos ahora a Misabogados.com para recomendarte un abogado especialista.

Palabras clave: Cobranza, Asesoría laboral

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME