Inmigrante ilegal: un lenguaje que criminaliza el ser

Escrito por Daniel Lamadrid | Publicado el 27 de agosto 2015 | Extranjería y migraciones

inmigrante-ilegal

Cada día es más común escuchar el decalificativo "migrante ilegal" o "inmigrante ilegal" que además de invalidar al extranjero, lo desplaza a una zona de marginalidad.

El lenguaje genera realidades, tanto, que las personas que se encuentran en una situación irregular migratoria, llegan a creer que carecen hasta de los Derechos Fundamentales en el país de residencia por su condición de extranjero “sin papeles”. Por este motivo, me parece crucial que recalquemos que no hay personas ilegales, que la condición de irregularidad migratoria no puede cercenar la dignidad humana.

Si tienes dudas respecto a este tema u otro similar, escríbenos aquí  y un abogado de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo a la brevedad.

También te podría interesar: Todo lo que necesitas saber sobre expulsión del paísSanciones migratorias.


La irregularidad de la inmigración es equiparable jurídicamente hablando a las contravenciones de la ley de transito. Si usted se pasa un semáforo en luz roja, eso lo hace contraventor pero no una persona ilegal. Denostar la migración acompañándola de la palabra ilegal es desconocer que la humanidad, en su devenir diario, está en continuo movimiento. Tanto que el primer humano en su evolución partió en lo que hoy conocemos como el continente africano, desplazándose por toda la tierra. Ese proceso hoy, por la conectividad del mundo, es mucho menos letárgico que hace millones de años.

Así, migrar es un derecho y como cualquier otro cuenta con un amparo internacional consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos donde se señala que migrar es un derecho que emana de la naturaleza para enfrentar, contrarrestar o aprovechar situaciones del medio en que se vive y así conservar la especie; tal como lo es en el caso de la migración animal. Por lo que no se debe considerar, bajo ninguna perspectiva, como un delito.

En ese sentido, las personas que tienden a penalizar la migración olvidan dos aspectos básicos: la migración como derecho propio y las realidades de la migración. Todos los países del mundo tienen emigrantes; por lo tanto, el discurso nacionalista y segregacionista no tiene lugar en la actualidad.  Un problema que genera la criminalización de la inmigración en la sociedad, es que se crean estereotipos, lo cuales a su vez son la base de la discriminación.

Como conclusión, es importante acotar que no hay que criminalizar la situación migratoria, que no hay personas legales o ilegales, que la frase correcta es persona en situación de irregularidad migratoria. La migración es una realidad y una constante tanto de la naturaleza humana, como del mundo en que vivimos; hemos sido, somos o seremos migrantes en cualquier etapa de la vida, la migración nos enriquece como humanos. Caer en irregularidad migratoria, para cualquier extranjero es -en casos menos graves- como cometer una infracción de tránsito, y más aún si se pertenece a un grupo vulnerable como pueden ser los pueblos originarios, falta del dominio del idioma, una solicitud de visa incorrecta, o en casos de más gravedad ser víctima del delito de tráfico ilegal de personas o trata de personas.

Porque el lenguaje construye realidades, tratemos al migrante en situación de irregularidad con respeto y como sujeto de derechos y obligaciones, y con la dignidad que merecen todas las personas dentro de nuestro territorio y bajo la Constitución Nacional que rige para todos los que se encuentran dentro de un Estado.


autor Daniel Lamadrid
Por Daniel Lamadrid
Abogado UDP, experto Inmobiliario y Migratorio

Se desempeñó como procurador jurídico en Holding Komatsu Cummins, dentro de sus funciones estaba ser redactor y revisor de los contratos comerciales de las empresas del Holding, así como el encargado del análisis de las sociedades relacionadas. Desde 2016 pertenece al equipo de MisAbogados.com, dedicándose específicamente al Derecho Inmobiliario, con algunas apariciones en prensa nacional. Además, a partir del 2018 está a cargo del área de Post-venta, supervisando a los abogados asociados a nuestra red.

Deja un comentario