Raimundo Valdivieso November 24, 2014 Deudores

¿Cuál es la diferencia que existe entre un aval y un fiador?

Cuál es la diferencia entre aval y fiador

Son muchos quienes confunden los conceptos de aval y fiador, por eso, en este artículo te aclararemos qué significan y cuál es la diferencia.

¿Necesitas hablar con un abogado? Haz Click AQUÍ

Diferencia entre un aval y un fiador

Primero que nada, el aval se encuentra regulado a propósito del derecho comercial en la Ley 18.092 sobre letras de cambio y pagaré; en cambio la fianza se encuentra regulada como un contrato en el Código Civil.

Quien es aval, sólo puede garantizar obligaciones cambiarias (letras de cambio), por lo que se trata de un acto comercial siempre. La fianza es un contrato en virtud del cual una o más personas responden de una obligación ajena, comprometiéndose con el acreedor a cumplirla en todo o parte de ella si el deudor principal no la cumple. Así con la fianza, se puede garantizar cualquier tipo de obligaciones (dar, hacer o no hacer), aunque la que contrae el fiador debe ser de dar una cantidad de dinero. La fianza tendrá un carácter civil o comercial según si la obligación es civil o comercial.

El aval es un acto que tiene formalidades. La fianza por su parte, es un contrato consensual, salvo la comercial del artículo 820 del Código de Comercio, el que señala que debe otorgarse por escrito, ya que de lo contrario no tendrá ningún valor ni producirá ningún efecto.


Infografías: Deuda por no pago del arriendo


¿Cuáles son las responsabilidades de ser aval o fiador?

En cuanto a la responsabilidad, quien es aval se constituye en responsable del todo o parte del pago de la letra de cambio y el portador legítimo de ella le podrá exigir su cobro total o parcialmente en forma directa. Si el aval es concebido sin limitaciones, el avalista de la letra de cambio responde del pago de ella en los mismos términos que la ley impone al aceptante. Por su parte, la fianza le otorga al fiador el beneficio de excusión, según el cual, cuando se le pretenda cobrar la obligación al fiador, este podrá señalar bienes del deudor principal para que se cobre la obligación sobre ellos, como también el beneficio de división según el cual, cuando existe más de un fiador y no se han obligado solidariamente, el fiador demandado opone el beneficio de división para pagar únicamente su parte que le corresponde en la deuda.

El avalista que paga tiene acción de reembolso en contra de la persona a quien él ha garantizado y de las demás personas respecto de las cuales la persona avalada tuvo acción cambiaria de reembolso. El fiador tiene acción subrogatoria para repetir contra el deudor y tendrá derecho para que se le exima de la fianza o se le rebaje el monto de la deuda, si por hecho o culpa del acreedor el fiador se ha puesto en el caso de no poder subrogarse total o parcialmente en sus derechos en contra del deudor principal. Además, el fiador tiene la acción personal o de reembolso emanada del contrato de fianza, salvo ciertas excepciones.

Quien se constituye en aval no puede hacerlo sujeto a una condición, puesto que las obligaciones emanadas de las letras de cambio no lo permiten; la fianza en cambio puede estar sujeta a una condición.


También podría interesarte: ¿Cuándo se procede a cobrarle al avalista?


Si quieres conocer más acerca de la diferencia que existe entre un aval y un fiador, en MisAbogados.com podrás hablar con un abogado experto en la materia.

 

Solicita asesoría legal aquí

 

Palabras clave: Deudores

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME