MisAbogados.com November 11, 2015 Divorcio, Alimentos

¿Qué es y Cómo se Hace una Separación Judicial?

Separación Judicial

Cuando hablamos de la separación judicial nos referimos a aquella situación en donde se ha declarado el fin de la vida en común entre los cónyuges mediante una resolución judicial, no obstante no haberse disuelto el vínculo matrimonial.

A continuación te mostraremos algunos aspectos fundamentales sobre la separación judicial, tales como las causales, cómo se hace, efectos y otros que es importante que conozcas.

¿Cuáles son las causales de la separación judicial?

Una persona interesada puede pedir ante un tribunal que se decrete la separación judicial en los siguientes casos:

Cuando uno de los cónyuges hubiere cometido una falta grave imputable a éste, tal como el incumplimiento grave de los deberes y obligaciones esenciales del matrimonio, así también incumplimiento de deberes y obligaciones relacionados con los hijos. A este causal debe agregársele el hecho de que este incumplimiento debe haber tornado la vida en común intolerable.

La separación judicial se puede pedir también en el caso de cese de convivencia de los cónyuges.


También podría interesarte: Cese de la convivencia.


¿Qué resuelve la sentencia decretada la separación judicial?

La sentencia debe resolver principalmente todo lo referente a lo que es el régimen de bienes dentro del matrimonio y los alimentos entre cónyuges.

En caso de que hubiere hijos dentro del matrimonio, deberá tratar el tema de la pensión alimenticia, la relación directa regular y también la tuición de los menores.

Por último y siempre y cuando las partes lo hubieren solicitado y además hubieren presentado las pruebas suficientes, se deberá producir la liquidación del régimen patrimonial que tenía el matrimonio (régimen de sociedad conyugal o participación en los gananciales)

¿Qué efectos acarrea la separación judicial?

1) Cambia el estado civil de los cónyuges: pasan de ser “casados” a ser “separados judicialmente”

2) Se pone término al deber de cohabitación (convivencia) y de fidelidad. No obstante ello subsisten los demás derechos entre los cónyuges, como los alimentos, pero esta derecho se verá reducido al mínimo para aquél cónyuge que haya causado la separación.

3) Se procede a la liquidación de los bienes. No obstante ello, todavía se puede pedir el usufructo sobre alguno de los bienes que se hubieren declarado de forma previa como bien familiar.

4) Los cónyuges pueden comenzar a administrar libremente los bienes que recibieron después de la liquidación.

5) Los derechos hereditarios no se ven de ninguna manera alterados, esto, con excepción a que la separación judicial se hubiere producido por una falta grave a los deberes y obligaciones del matrimonio y/o con los hijos y además que esa falta hubiere tornado intolerable la vida en común. Esto debe haber sido declarado judicialmente. (En este caso, el cónyuge que hubiere cometido la falta pierde su derecho a pedir la separación judicial).

6) Desaparece la prohibición de celebrar compraventa entre los cónyuges, prohibición propia que se da entre dos personas casadas.
En séptimo lugar, los cónyuges pierden todo derecho a adoptar, pero si la adopción ya hubiere empezado a tramitarse se podrá optar a la adopción siempre y cuando así lo indique el interés superior del niño.

¿Cuáles son los efectos de la separación judicial respecto a los hijos?

Es fundamental que tengas presente que de ninguna manera se ve alterada la filiación luego de una separación judicial, en consecuencia, no se ven alterados los derechos y deberes de los padres para con los hijos (pensión de alimentos, visitas, etc.)

Solicita asesoría legal aquí

Palabras clave: Divorcio, Alimentos

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME