• Inicio
  • Blog
  •   Tipos de seguros y qué hacer frente a un siniestro

MisAbogados Blog


Seguros |

LÉELO EN 6 MIN.

Tipos de seguros y qué hacer frente a un siniestro

Abogado UDP (2011) especialista en Derecho de Seguros y Responsabilidad Civil

Diplomado en Derecho Inmobiliario de la Empresa en Universidad de los Andes, 2013.

Post título en Derecho de la Empresa en Universidad Diego Portales, 2012-2013. Mediador Comercial Internacional en el Mediator Institute of Ireland en la República de Irlanda (2016).

Parte del equipo de Contreras y Cía, especializado en Derecho de Seguros y Juicios Indemnizatorios de Responsabilidad Civil.

que-hacer-frente-a-un-siniestro

16 de marzo 2020

Actualmente, muchas de las personas que cuentan con un seguro se enfrentan a la dificultad o imposibilidad de cobrarlo por el hecho de desconocer los plazos y procedimientos que deben seguir.

Por otro lado, es muy común y frecuente que la compañías se nieguen a otorgar la cobertura correspondiente, por errores u omisiones involuntarias de parte de los asegurados.

A continuación encontrarás un manual en el que resumidamente se describen los principales seguros demandados en el mercado y una guía que te ayudará a proceder en caso de sufrir un accidente o imprevisto.

Si tu compañía se negó a dar cobertura a un siniestro y no sabes qué hacer, visítanos aquí y un abogado de nuestro equipo te ayudará a iniciar la demanda correspondiente para forzar el cumplimiento del seguro.

Tipos de Seguros

A continuación te presento una descripción de los principales seguros ofrecidos y demandados en el mercado.


Seguro de Salud

El seguro de salud otorga una indemnización y/o reembolso al asegurado y sus beneficiarios en caso de que requiera tratamiento médico. En estos casos, el seguro cubre los gastos médicos incurridos cubiertos en la póliza contratada.


Seguro de Accidentes Personales

El seguro de accidentes personales otorga una indemnización frente a lesiones producidas por un accidente.


Seguro de Incendio asociado a créditos hipotecarios y sus adicionales

Se trata de un seguro exigido por los bancos y/o entidades crediticias al otorgar un inmueble dado en garantía hipotecaria. En estos casos, el seguro cubre los daños causados por un incendio.

De acuerdo a esto último, este seguro paga una indemnización en caso de incendio con pérdida total del inmueble asegurado en la póliza. En aquellos casos de pérdida parcial, el seguro pagará las reparaciones del inmueble.


Seguro para vehículos motorizados

El seguro para vehículos motorizados cubre los daños del vehículo asegurado (total o parcial). Normalmente la póliza contempla dos coberturas adicionales que pueden contratarse conjuntamente o en forma separada, éstas son la de responsabilidad civil y robo, hurto o uso no autorizado del vehículo.


Seguro contra robo

El seguro contra robo otorga una indemnización tras la sustracción de cosas mediante la comisión de un delito u otras conductas ilegítimas que la póliza señale. En otras palabras, se trata de una indemnización por daño o pérdida de los bienes asegurados.


Seguro de Responsabilidad Civil

En el caso del seguro de responsabilidad civil, el asegurador se obliga a indemnizar los daños y perjuicios causados a terceros, de los cuales sea civilmente responsable el asegurado, por un hecho y en los términos previsto en la póliza.


Seguro de Escolaridad

El seguro de escolaridad es un seguro que paga un monto único o una renta educacional en caso de fallecimiento del apoderado económico a cada hijo sobreviviente que se encuentre estudiando en cursos regulares en un establecimiento educacional autorizado por el Estado.

¿Qué hacer en caso de siniestro? Paso a paso

  1. Aclarar qué documentos debes tener:
    El tipo de documentación que te será solicitada por la compañía viene especificado en cada póliza que, a su vez, cumple la función de contrato de seguro. Es por esto que te recomiendo siempre tener tu póliza a mano en caso de eventualidades.
    En caso que no tengas la póliza en tu poder, ponte de inmediato en contacto con tu ejecutivo bancario o corredor de seguros para que te la envíe. Trata de dejar un respaldo por escrito de cada gestión que realices.
  2. Informar el siniestro:
    Independiente del tipo de póliza de que se trate, en todos los casos es fundamental informar el siniestro a la compañía aseguradora lo antes posible; para que ésta pueda realizar el informe de liquidación.
    Ten en cuenta que para algunos tipos de seguros, te pedirán la constancia inmediata y obligatoria en carabineros. Esta liquidación puede estar a cargo de la compañía de seguros o un liquidador externo; en caso de que te opongas a que sea la misma compañía.
  3. Hacer las gestiones necesarias y aportar antecedentes adicionales:
    Es obligación tanto para las compañías de seguros como el liquidador, informarte sobre las gestiones que debes realizar y los antecedentes adicionales que debes aportar para liquidar el siniestro. De todas formas, puedes revisar el procedimiento de liquidación de siniestro anexo en la póliza de seguros.
  4. Informe final de liquidación:
    La compañía de seguros o el liquidador deben emitir un informe en el plazo que corresponda según la póliza contratada. Respecto a esto último, es importante que sepas que el plazo no puede exceder de 45 días corridos desde la fecha de la denuncia. Ese período puede aplazarse solo en casos justificados y específicos.
  5. Aceptar o rechazar la decisión:
    Luego de recibir el informe de liquidación, tanto la persona que contrata el seguro como la compañía de seguros tienen 10 hábiles para impugnar el informe en caso de que no estén de acuerdo. Debes tener en cuenta que si fue la compañía de seguros la que realizó el informe, sólo tú podrás ejercer este derecho. La impugnación puede hacerse a través de cualquier medio escrito (correo electrónico o carta).
    Si hay impugnación, el liquidador puede responder en un plazo de 6 días hábiles. Si después de eso todavía no hay conformidad respecto de los distintos puntos del informe, la aseguradora debe notificar la resolución final del siniestro en máximo 5 días hábiles.
    En el caso de que la aseguradora determine dar cobertura, el pago de la indemnización debe hacerse dentro de los 6 días siguientes de notificada la resolución.

¿Qué sucede si la aseguradora se niega a pagar?

En el caso de que la aseguradora continúe negando la cobertura al siniestro, tienes la opción de demandar el cumplimiento forzado del seguro a través de una acción judicial.

No es extraño que una compañía aseguradora otorgue una negativa a pagar, perjudicándote directamente.

Independiente de las razones, siempre puedes forzar a que un tercero imparcial (los tribunales de justicia) determine quién tiene la razón e intentar que la aseguradora cubra el siniestro.


Si tienes problemas para cobrar un seguro y no sabes qué hacer al respecto, escríbenos aquí y un abogado de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo a la brevedad para ayudarte a salir de esta situación.

Por Jaime Apparcel
Abogado UDP (2011) especialista en Derecho de Seguros y Responsabilidad Civil

Diplomado en Derecho Inmobiliario de la Empresa en Universidad de los Andes, 2013.

Post título en Derecho de la Empresa en Universidad Diego Portales, 2012-2013. Mediador Comercial Internacional en el Mediator Institute of Ireland en la República de Irlanda (2016).

Parte del equipo de Contreras y Cía, especializado en Derecho de Seguros y Juicios Indemnizatorios de Responsabilidad Civil.

Deja un comentario