• Inicio
  • Blog
  •   ¿Qué es el Caso Fortuito o de Fuerza Mayor?

MisAbogados Blog


Coronavirus |

LÉELO EN 6 MIN.

¿Qué es el Caso Fortuito o de Fuerza Mayor?

Abogado UDP. Gerente General de MisAbogados

Diplomado en Derecho Laboral el 2011 en la Universidad Diego Portales, se desempeñó 4 años como Gerente Legal para Groupon Latinoamérica, donde coordinó los equipos de Argentina, Perú, Colombia, Puerto Rico, México, Panamá y Chile, supervisando todos los requerimientos legales en la región junto a las firmas de abogados externas y el equipo legal interno. Juan José cuenta con amplia experiencia en negociación de contratos con anunciantes y proveedores de diversos servicios en Latino América, como también en Desarrollo de políticas de RRHH, asesoría a niveles ejecutivos, redacción de documentos claves y soluciones legales a nivel regional. Desde el 2014 hasta la actualidad es Co-Fundador, Gerente General y Abogado Jefe de MisAbogados.

fuerza-mayor-contratos

28 de abril 2020

El objeto de este resumen es repasar las menciones que se han presentado por diferentes actores sobre el concepto de caso fortuito y fuerza mayor, a propósito de la crisis sanitaria que enfrentamos en 2020.

Contexto

Vamos un poco hacia atrás.

Imaginemos que estamos en los primeros días de octubre de 2019. Nuestros líderes del momento nos invitan a levantarnos más temprano para ahorrar en el pasaje del metro. Muchos nos sentimos orgullosos de los avances en materia económica. Habíamos menospreciado las cuestiones esenciales que nos hacen despertar con una sonrisa. La bomba estaba a punto de estallar.

Vino la crisis social. Nos obligamos a observar dónde nos habíamos equivocado. Todo lo que habíamos hecho mal. La economía había sufrido un golpe profundo. Nos dimos cuenta que faltaba una mirada más integral de la sociedad. Nos volvíamos a parar con esa convicción, en un proceso que reformaría las bases de nuestra institucionalidad y, cuando nos disponíamos a entrar en el proceso, viene el COVID-19.

De pronto las películas apocalípticas salen de la ficción y se trasladan a nuestras vidas. Recibimos el golpe y no entendemos.

En nuestro sistema la forma en que nos relacionamos dependía de la permanente transacción de bienes y servicios. Dependía del mercado, pero ahora no podemos relacionarnos en ese permanente flujo de interacciones. Todo se suspende.

Los que podemos, apostamos por internet y las nuevas tecnologías para salvar el momento, pero el golpe es demasiado profundo y muchas industrias dependen del trabajo material de las personas.

Sistema de compromisos

Dentro de las relaciones entre personas, construimos un sistema donde el compromiso obliga y genera derechos y obligaciones. Nuestro código civil eleva a la categoría de ley esos compromisos. Es decir, son obligatorios y se deben cumplir. Pero ¿qué pasa en este escenario?

La certeza de que las obligaciones se cumplen, aquello que nos permitía generar negocios con relativa confianza, ya no parece algo evidente. El contexto condiciona nuestro margen de obligatoriedad. 

No se trata de un incumplimiento puntual en una industria específica. Esto se parece más a un castillo de naipes dónde los incumplimientos van generando una reacción en cadena de múltiples incumplimientos, llevándonos a lo que el ministro Briones denominó como periodo de hibernación económica.

¿Qué es la Fuerza Mayor?

Existe lo que se llama el "factor de imputación". El incumplimiento de una obligación debe ser consecuencia de un actuar doloso o culposo.

El caso fortuito o la fuerza mayor eliminan el factor de imputación. Esto significa que existirá un incumplimiento, pero este no será responsabilidad del deudor.

Es un hecho que cumple 3 requisitos:

  • Provenga de una causa ajena a las partes ("inimputable").
  • Debe ser imprevisible.
  • El hecho debe ser irresistible.

Compromisos en materia laboral y la Dirección del trabajo

En los tema laborales la discusión ha sido profunda sobre esta situación. La dirección del trabajo se ha aventurado con alguna ideas que resumo a continuación:

  1. Cierre de empresas por decreto de la autoridad sanitaria. Aplica fuerza mayor, siempre que se sumen tres factores; que la causa sea ajena a las partes, sea imprevisible e irresistible. Aunque la dirección del trabajo aclara que serán los tribunales los que en definitiva resolverán caso a caso.
  2. La dirección del trabajo hace "expresa mención" que en base a los principios de continuidad y estabilidad laboral, el concepto de fuerza mayor que establece el artículo 159 nº 6 del código del trabajo como causal de término de la relación laboral, sólo tiene aplicación restrictiva y se podrá utilizar sumando un antecedente adicional al caso fortuito o fuerza mayor. Este es, que la situación específica no le permita retomar sus funciones al trabajador de forma indefinida.
  3. En el último dictamen de la dirección del trabajo se define la aplicación del caso fortuito o fuerza mayor como eximente de responsabilidad en el cumplimiento de las obligaciones laborales. El dictamen dice textualmente que "las medidas de cuarentena obligatoria, cordón sanitario, así como la medida de aislamiento o permanencia en las respectivas residencias entre las 20.00 y 5:00 horas o también denominado toque de queda", cumpliendo los 3 requisitos de la fuerza mayor, "exoneran a las partes de las obligaciones recíprocas que les impone el contrato de trabajo".

Es fundamental mencionar que lo anterior corresponde a interpretaciones de la autoridad administrativa, pero serán los tribunales de justicia quienes tendrán la última palabra en la aplicación del caso fortuito y fuerza mayor según el mérito de cada caso.

Plan del gobierno

Frente a la situación anterior, el gobierno presentó dentro de su plan de emergencia para hacer frente a esta crisis, dos herramientas que buscan proteger el empleo:

  1. Suspensión de pleno derecho o convencional, para los casos de afectación económica total o parcial de la empresa producto de la crisis.
    Lo anterior supone que los trabajadores no pueden trabajar remotamente, que no han pactado la continuidad con el empleador y que no son beneficiarios de subsidios.
  2. Reducción de la jornada laboral hasta en un 50%.

El objetivo es que el empleador pueda suspender la relación laboral o reducir la jornada y que - al mismo tiempo - el trabajador no vea afectado su ingreso. Para eso, el trabajador podrá acceder a parte de su remuneración con cargo a los fondos que administra la AFC.

Frente a un escenario cambiante, exigente e incierto, estás son algunas de las variables más relevantes a la hora de entender - en lo inmediato - dónde estamos parados. Esperamos sinceramente que el congreso apruebe el proyecto de ley enviado por el ejecutivo, para que miles de personas puedan seguir percibiendo ingresos en un contexto donde el flujo de cumplimiento de derechos y obligaciones se encuentra suspendido por las medidas sanitarias de protección que todos debemos tomar.


A continuación los documentos oficiales de proyectos de ley y dictámenes utilizados por la autoridad:

Recuerda que si tienes dudas respecto a este tema u otro similar, siempre puedes escribirnos aquí y un abogado de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo a la brevedad.

Por Juan José Rentería
Abogado UDP. Gerente General de MisAbogados

Diplomado en Derecho Laboral el 2011 en la Universidad Diego Portales, se desempeñó 4 años como Gerente Legal para Groupon Latinoamérica, donde coordinó los equipos de Argentina, Perú, Colombia, Puerto Rico, México, Panamá y Chile, supervisando todos los requerimientos legales en la región junto a las firmas de abogados externas y el equipo legal interno. Juan José cuenta con amplia experiencia en negociación de contratos con anunciantes y proveedores de diversos servicios en Latino América, como también en Desarrollo de políticas de RRHH, asesoría a niveles ejecutivos, redacción de documentos claves y soluciones legales a nivel regional. Desde el 2014 hasta la actualidad es Co-Fundador, Gerente General y Abogado Jefe de MisAbogados.

Deja un comentario