misabogados December 19, 2014 Derecho Penal

Ley de responsabilidad penal juvenil

Responsabilidad penal adolescenteLa Ley de Responsabilidad Penal Adolescente establece un sistema de responsabilidad para los jóvenes entre 14 y 18 años que cometan delitos.

¿Qué establece la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil?

La ley de Responsabilidad Penal Adolescente establece un sistema de responsabilidad para los adolescentes entre 14 y 18 años que violen la ley penal. Su principal objetivo es reinsertar a los jóvenes en la sociedad a través de programas especiales.

¿Cuáles son las principales características de la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil?

1. Establece procedimientos, fiscales y defensores especializados.

2. Establece programas de reinserción.

3. Termina con el trámite de discernimiento.

4. Establece la responsabilidad penal desde los 14 años, distinguiendo dos segmentos: 14 a 16 y de 16 a 18 años.

5. Establece un amplio catálogo de sanciones.

6. Las penas privativas de libertad sólo se establecen para delitos más graves.

¿Cuál es la diferencia entre la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil actual con la ley anterior?

La diferencia entre la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente actual con la ley anterior está en que en la normativa anterior los menores entre 14 y 16 años no eran imputables penalmente, es decir, no se les podía aplicar una pena a pesar de haber cometido un ilícito o delito. Sólo se les aplicaba medidas de protección a cargo del Servicio Nacional de Menores (Sename).

En el caso de los adolescentes de entre 16 y 18 años, se les aplicaba un examen de discernimiento, para verificar si estaban conscientes del delito cometido. Si el juez determinaba que había conciencia de ello, el menor era condenado como un adulto y recluido en recintos de Gendarmería. De lo contrario, pasaba a los centros del Sename, bajo la figura de protección, sin derecho a defensa gratuita, sin límite de tiempo y sin las garantías de un debido proceso.

Hoy todos los adolescentes entre 14 y 18 años son responsables ante la ley penal, tienen derecho a defensa gratuita, y de ser condenados a encierro. No son derivadas a recintos carcelarios adultos, sino a centros especiales. Además, reciben un conjunto de garantías, como acceso a educación y programas de rehabilitación antidrogas y alcohol.

Ley de Responsabilidad Penal Juvenil y derechos de los jóvenes infractores

Con la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil, los jóvenes infractores tienen los siguientes derechos:

1. Conocer el motivo y la orden de detención, salvo que sea sorprendido de modo flagrante.

2. Ser adecuadamente informado de los hechos de los que se le acusa, así como de los derechos que le otorga la ley: guardar silencio, no ser obligado a declarar y ser trasladado ante un juez dentro del plazo de 24 horas.

3. Contar con un abogado de su confianza. Si no lo tuviese, el Estado deberá proporcionarle uno.

4. Mientras se determina su culpabilidad, tiene derecho a ser tratado como inocente.

5. Si el inculpado se encuentra privado de libertad, tiene derecho a permanecer separado de los adultos.

6. Debe ser tratado con dignidad, no pudiendo ser sometido a castigos corporales, encierro en celda oscura o a cualquier sanción que ponga en riesgo su salud física y mental.

7. Una vez sancionado, el joven tiene derecho a pedir el término o cambio de una pena privativa de libertad, por una que pueda cumplir en libertad para favorecer su reinserción social.

¿Qué sanciones contempla la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil?

La Ley de Responsabilidad Penal Juvenil contempla sanciones de tres tipos: privativas de libertad, no privativas de libertad y sanciones accesorias.

1. Sanciones privativas de libertad: internación en régimen cerrado y semi cerrado, además de sanciones accesorias.

a. El régimen cerrado obliga a los jóvenes a desarrollar actividades dentro de recintos del Servicio Nacional de Menores.

b. El régimen semi cerrado establece la residencia obligatoria en un centro, pero se cuenta con programas que se desarrollan también en el exterior del establecimiento.

c. En ambos regímenes de internación se incluyen la continuación de estudios, el aprendizaje de oficios, el manejo de tecnologías digitales, el tratamiento de adicciones y el fortalecimiento del vínculo con la familia.

2. Sanciones no privativas de libertad:

a. Libertad asistida y libertad asistida especial, donde el adolescente es orientado, controlado y motivado por un delegado, que debe procurar su acceso a programas y otros servicios necesarios para la reinserción. El delegado es el representante de una institución colaboradora acreditada que ha celebrado los convenios respectivos con el Servicio Nacional de Menores (Sename). Este tipo de sanción no podrá exceder los tres años.

b. Reparación del daño causado a la víctima, que se hará efectiva mediante una prestación en dinero, la restitución o reposición del objeto o cosa de la infracción o un servicio no remunerado en su favor, previa aceptación del condenado y la víctima.

c. Servicios en beneficio de la comunidad, mediante actividades no remuneradas que no excedan las 4 horas diarias, compatibles con la actividad educacional o laboral del adolescente. La sanción tendrá una extensión mínima de 30 horas y máxima de 120.

d. Multas y amonestaciones. El juez podrá imponer una multa a beneficio fiscal que no exceda las 10 unidades tributarias mensuales. Para ello se considerará la condición y facultades económicas del infractor y de la persona que está a su cuidado. La multa se podrá pagar en cuotas o será conmutable por servicios a la comunidad, a razón de 30 horas por cada 3 unidades tributarias mensuales.

3. Sanciones accesorias, contemplan la rehabilitación por adicción a las drogas o al alcohol. También se puede prohibir la conducción de vehículos motorizados hasta cumplir los 20 años.

¿Cuáles son las penas y sanciones que se aplican a los delitos más graves contempladas por la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil?

La Ley de Responsabilidad Penal Juvenil, contempla las siguientes penas y sanciones para los delitos más graves:

1. Para robo con violencia, robo con violación, secuestro con violación o robo con homicidio: al menos dos años de reclusión en régimen cerrado, periodo después del cual pueden acceder a cumplir sus penas en régimen semi cerrado.

2. Para homicidio calificado o robo calificado: penas entre 5 años y 1 día, y 10 años. El rango de sanciones aplicables para estos delitos son de régimen cerrado con programas de reinserción social y régimen semi cerrado con programas de reinserción social, respectivamente.

3. Para robo en lugar habitado y robo con violencia o intimidación: las penas van desde los 3 años y 1 día, a 5 años con régimen cerrado con programas de reinserción social, régimen semi cerrado con programas de reinserción social y libertad asistida especial.

4. En caso de riñas con resultado de homicidio, lesiones graves y porte ilegal de armas: las penas van desde los 541 días a 3 años de cárcel. Para estos delitos se contemplan sanciones en régimen semi cerrado con programas de reinserción social, libertad asistida en cualquiera de sus formas y prestación de servicios en beneficio de la comunidad.

¿Qué rol juega el Servicio Nacional de Menores (SENAME) en esta normativa de la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil?

El SENAME es el responsable de materializar las penas que contempla la ley de Responsabilidad Penal Juvenil a través de sus centros, en el caso de las penas privativas de libertad, y la red privada, tratándose de las medidas no privativas de libertad.

Si necesita un defensor por infracción a la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil, visite MisAbogados.com y consiga un experto que lo represente.

Palabras clave: Derecho Penal

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME