misabogados November 24, 2014 Consultoria General

¿La confianza es suficiente a la hora de contratar un abogado?

abogado confianza

En este artículo hablaremos un poco acerca de la relación de confianza entre el cliente y un abogado y la importancia de ello a la hora de contratar.

(Véase más en por qué es necesario contratar un abogado)

¿La confianza es suficiente a la hora de contratar un abogado?

Cuando una persona se ve enfrentada a un problema legal o jurídico, muchas veces siente incertidumbre, bloqueo mental, ignorancia frente al tema legal en que se encuentra involucrado, desconfianza por la mala fama que muchos le hacen a los abogados, y generalmente se sume en un estado de desesperación por no comprender ni siquiera el lenguaje que se utiliza en el mundo legal.

En este sentido, a nuestro juicio, una de las principales cosas que un cliente quiere obtener de un abogado cuando está sumido en este estado de desesperación y muchas dudas frente al tema, es que le irradie confianza. Esta confianza puede manifestarse en diversos modos, y sólo en forma de ejemplo:

- Una persona puede crear una relación de confianza a la hora de contratar su abogado en el momento en que se entrevista con él y le cuenta su problema legal.

- Un cliente puede confiar en el abogado que va a contratar tomando solamente en consideración los estudios del abogado, como también por ejemplo la universidad de la que proviene, si se encuentra dentro de un porcentaje de los mejores alumnos de su universidad, si tiene estudios de especialización como diplomados, postítulos o magister, etcétera.

- Una relación de confianza se puede dar a la hora de contratar un abogado, por las posibles soluciones que le manifiesta el abogado al cliente que podrían existir, siempre dejándole claro que un abogado tiene obligaciones de medio y no resultado, en otros términos, tiene la obligación de hacer todo lo posible por solucionar un conflicto de la mejor manera, pero no así la de ganar un juicio por ejemplo.

En las obligaciones de medio, como son las que contrae un abogado, se le exige al obligado a tener una conducta diligente para lograr satisfacer la pretensión a la cual se comprometió, por lo que no existe un compromiso con el resultado, sino que hacer todo lo posible por lograr el resultado o pretensión a favor del acreedor (cliente). A diferencia de las obligaciones de resultado, en que el obligado debe cumplir con la pretensión a la que se comprometió.

La confianza luego, no es importante únicamente al momento de contratar el abogado, sino que durante toda la relación contractual que se da entre el cliente y el abogado, puesto que el cliente debe confiar tanto en la persona del abogado, como también en su profesión y capacidad para hacer las cosas, ya que quien finalmente lleva a cabo las acciones involucradas para resolver un problema legal es el abogado, el cual si bien actúa  en virtud de ciertas instrucciones dadas por el cliente, debe tener además un ámbito de autonomía, siempre respetando los intereses del cliente, para actuar conforme mejor y más conveniente le parezca y todo ello se puede lograr a través de la confianza entre las partes y transparencia en las actuaciones.

En MisAbogados.com, llenando el formulario que ahí aparece, usted podrá contactar un abogado para que lo asesore en algún tema legal de su interés.

Palabras clave: Consultoria General

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME