misabogados November 24, 2014 Asesoría laboral

¿En qué consiste la causal de necesidades de la empresa?

necesidades de la empresa

En este artículo explicaremos en qué consiste la causal de término de contrato de trabajo “necesidades de la empresa”, que contempla nuestro Código del Trabajo en su artículo 161.

¿En qué consiste la causal de necesidades de la empresa?

El despido por la causal de necesidades de la empresa, que se encuentra establecido en el Código del Trabajo, parte de la premisa que la terminación del contrato debe estar asociada, por regla general, a una causa que no sea la sola voluntad unilateral y discrecional del empleador, por cuanto el despido debe fundarse en hechos objetivos que hagan inevitable la separación de uno o más trabajadores de su trabajo.

El legislador, para hacer más fácil la aplicación de esta causal ha señalado en este mismo artículo a modo de ejemplo y por lo tanto, pueden existir otras que no se encuentran en este artículo, algunas situaciones que pueden invocarse como “necesidades de la empresa”:

1.     Racionalización o modernización de la empresa.

2.     Establecimiento o servicio.

3.     Las bajas en la productividad.

4.     Los cambios en las condiciones del mercado o de la economía.

Hasta antes de diciembre del año 2001, se consideraba “necesidades de la empresa” la falta de adecuación laboral o técnica del trabajador, sin embargo, ello se eliminó con la reforma laboral llevada a cabo ese año, por lo que el empleador no podría invocar dicha causal para despedir a alguien por necesidades de la empresa.

Como esta causal debe fundarse en hechos objetivos que hacen que sea inevitable despedir a uno o más trabajadores, cuando el empleador comunique al dependiente el término de su contrato por este motivo, debe señalar expresamente cuales son esos hechos.

El procedimiento que debe seguir el empleador que usa este causal es: debe comunicar el término del contrato por escrito al trabajador, personalmente o por correo certificado, con copia a la Inspección del Trabajo respectiva, informando la causal legal aplicada (artículo 161 del Código del Trabajo), los hechos en que se funda el despido (los motivos), el estado de pago en que se encuentran sus imposiciones hasta el último día del mes anterior al despido, adjuntando los comprobantes que acrediten tal pago respecto del período trabajado y, en caso que corresponda, el monto de las indemnizaciones que se pagarán por el término del contrato.

La comunicación del término de contrato debe darse con 30 días de anticipación al menos, salvo que se pague la indemnización sustitutiva del aviso previo equivalente a 30 días de remuneración.

Al momento de cesar la relación contractual debe pagarse lo adeudado y suscribirse el correspondiente finiquito, el cual debe ser ratificado por un ministro de fe que puede ser, entre otros, un inspector del trabajo o un notario público.

Finalmente, si se opta por dar el aviso con la anticipación antes indicada, la información relativa al pago de sus imposiciones así como su acreditación debe ser comunicada en otra oportunidad, a más tardar el día en que termina la relación laboral. En este caso debe incluirse en tal información el estado de pago de las imposiciones del mes en que se da el aviso.

En MisAbogados.com, llenando el formulario que ahí aparece, contacte abogados expertos en términos de contrato por necesidades de la empresa y otras causales que contempla nuestro Código de Trabajo.

Palabras clave: Asesoría laboral

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME