Derecho de alimentación

alimentación infantil

Sin duda compatibilizar trabajo y la labor de padre es algo muy complejo, ya que tenemos responsabilidades tanto con nuestros hijos como con nuestro empleador. Es por eso que el estado en su normativa laboral incorpora el derecho de alimentación, que es un permiso dado a los padres para salir y alimentar a sus hijos en horas de trabajo.

En este artículo te explicaremos en qué consiste este derecho de alimentación infantil y cómo puedes ejercerlo.


También podría interesarte: Derecho a sala cuna en el trabajo


 ¿En qué consiste este derecho?

El derecho de alimentación establece que las trabajadoras (o el padre trabajador que hace uso del beneficio) tienen derecho a disponer, a lo menos, de una hora al día, para dar alimento a sus hijos menores de dos años.

 ¿Cómo puede ejercerse este derecho de alimentación?

El derecho lo puedes ejercer acordándolo de cualquiera de las siguientes formas con tu empleador:

  1. En cualquier momento dentro de la jornada de trabajo.
  2. Dividiéndolo, a solicitud de la interesada, en dos porciones.
  3. Postergando o adelantando en media hora, o en una hora, el inicio o el término de la jornada de trabajo.

Ahora bien, si optas por dividir el permiso y así lo solicita al empleador, deberás acordar con éste la oportunidad en que hará uso de las dos porciones de tiempo y la duración que comprenderá cada uno de los dos lapsos de tiempo que comprende el beneficio, dentro del límite señalado por la ley.

¿Se puede convenir que el permiso sea por menos de una hora?

El artículo lo que nos dice es que si ambos padres son profesionales, pueden dividir el tiempo entre ellos, es decir la madre 30 min y el padre 30 min o de cualquier otra forma. Pero el derecho de alimentación infantil es un derecho irrenunciable, y resulta improcedente que se pacte que el permiso para dar alimento a sus hijos dure, en su conjunto, menos de una hora al día, por cuanto, como ya se dijo, el derecho a usar este tiempo con el objeto de alimentar al hijo, no puede ser renunciado.

¿Qué pasa si no se tiene beneficio de sala cuna?

En estos casos de todos modos se contará con el beneficio de alimentación infantil, ya que este opera para todo tipo de trabajadoras, la diferencia es que si goza con el beneficio de sala cuna tiene derecho a que además, dicho tiempo se amplíe al necesario para el viaje de ida y vuelta de la madre para dar alimentos a sus hijos y a que el empleador le pague el valor de los pasajes por el transporte que debe emplearse para tal fin.

Si tu empleador no está cumpliendo con la normativa del derecho de alimentación infantil, visita Misabogados.com y te pondremos en contacto con un experto en el tema.

Palabras clave: Paternidad, Alimentos, Asesoría laboral

¿Necesitas ayuda legal?

Cuéntanos lo que necesitas y un abogado te recomendará lo mejor para ti.

Comienza aquí

Toda empresa corre riesgos legales

Conoce la forma más eficiente de minimizar los riesgos que esto conlleva.

Protege tu PYME