¿Qué es el vínculo de subordinación y dependencia?

El contrato individual de trabajo se diferencia de un contrato de prestación de servicios en razón del vínculo de subordinación y dependencia.

El artículo 7 señala que el “contrato individual de trabajo es una convención por la cual el empleador y el trabajador se obligan recíprocamente, éste a prestar servicios personales bajo dependencia y subordinación del primero, y aquél a pagar por estos servicios una remuneración determinada” a partir de lo señalado tanto la doctrina como la jurisprudencia establecen los siguientes elementos comunes y copulativos a este vínculo:

  1. Continuidad de los servicios prestados.
  2. Obligación de asistencia
  3. Cumplimiento de una jornada de trabajo
  4. Supervigilancia en el desempeño de funciones.
  5. Subordinación, controles e instrucciones impartidas por el empleador

En cuanto al contrato de prestación de servicios no es posible identificar esta serie de elementos demostrativos propios del contrato individual de trabajo.